compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Luego de nueve días de haber establecido un plantón de manera pacífica al interior del edificio municipal de la capital, ayer nuevamente el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo dio la orden de cerrar las puertas a los adultos mayores que reclaman descuentos en el impuesto predial.
Esto motivó que también, por segunda ocasión, los integrantes del Frente Cívico Morelense instalaran su plantón en las calles Netzahualcóyotl y Motolinia, donde se ubica la presidencia municipal, a pesar que su plantón en el patio lo habían realizado de manera pacífica.
Como el pasado 30 de marzo, cuando se celebraba una sesión de Cabildo y se dio la orden para evitar que ingresarán las personas de la tercera edad, ayer se puso candado a los portones, para impedir el ingreso de los manifestantes.
Aunque Blanco Bravo ya no cuenta con la escolta de soldados del Ejército Mexicano, ahora son por lo menos cuatro los elementos, se dice de la Policía Federal, quienes resguardan al ex futbolista y que en todo momento se mantuvieron en comunicación metros adentro del edificio Papagayo, para entrar en acción.
“Si entran y quieren hacer su relajo van a tener que intervenir”, señaló una persona del círculo cercano al alcalde Blanco Bravo, sobre las instrucciones que tenían los escoltas del alcalde, quien ha manifestado no tener miedo a las manifestaciones, pero que en los hechos muestra otra cosa. 

Evaden problemas. Adultos mayores que buscan se les otorgue la tarifa mínima de predial ya no pueden ni siquiera ingresar al edificio del Ayuntamiento.

Por:  Rogelio Ortega  /  rogelio.ortega@diariodemorelos.com