compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- A un día del sismo que afectó a 20 municipios, entre ellos Cuernavaca, ayer por la mañana las calles del primer cuadro lucían vacías, y varios negocios cerrados.
Durante un recorrido realizado por Diario de Morelos, el cual inició sobre la avenida Morelos donde se llevaban a cabo trabajos en la Torre Latinoamericana que colapsó, se pudo constatar que la gente llegaba con la finalidad de ingresar a los diferentes establecimientos comerciales, pero ahí les decían que no había servicio.
“No sabemos cuándo funcionarán, ninguna –tienda- funciona”, exponían los trabajadores de una conocida tienda a la gente que preguntaba.
De igual manera la calle Matamoros fue habilitada con dos carriles, cuando normalmente solo es un carril, mientras que Lerdo de Tejada que sale a avenida Morelos ayer los autos bajaban.
En tanto, en la calle Guerrero diferentes locales no abrieron, en unos se pudo leer una leyenda que exponía que para garantizar la seguridad no habría actividad hasta que tuvieran la certeza de que los inmuebles no presentaban daños.
Incluso una policía de la Comisión Estatal de Seguridad Pública recorría los locales preguntando a los dueños si todo estaba bien.

Verifican. Policías pasaban a preguntar a negocios si todo estaba bien.

Por: Omar Romero /  [email protected]