Como método para averiguar más sobre el paradero de una especie de insectos que fue vista por última vez hace 150 años. Investigadores han creado imágenes en 3D de cada ala y determinaron la frecuencia en que resonarían. 

Este insecto conocido por su nombre científico Prohalangopsis obscura, se conserva en un museo británico y la recreación de su cuerpo y canto, podría ayudar a dar pistas sobre dónde está viviendo, luego de permanecer perdido durante más de un siglo. 

El insecto es parecido a un saltamontes, fue descrito por primera vez en 1869, y el último informe sobre esta especie data del 2005, donde dos insectos hembras fueron recolectados en el Tíbet. 

Ed Baker, investigador de bioacústica, es coautor de un artículo que recrea la llamada de P. obscura. Durante un comunicado dijo lo siguiente: “es una de las pocas especies que sobreviven de un grupo de parientes saltamontes y grillos que probablemente dominaron durante el Jurásico", además agregó que "Comparar esta especie con parientes modernos es interesante” porque esto puede dar pistas sobre en qué región pueden reencontrarlos. 

Este avance vincula los sonidos de los insectos con su historia evolutiva, permitiendo examinar por qué las especies tienen ciertas frecuencias de canto y cómo la estructura de los cantos refleja su entorno y desarrollo.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado