Como un ciclo cósmico, una cita con el tiempo o hasta una profecía cumplida, así es como llegó el impresionante eclipse solar. En Morelos no pasó desapercibido, en el mes de agosto mucha gente pudo observar este extraordinario evento planetario. Antes del eclipse, justo al mediodía, los rayos solares nos bañaban con una irradiación normal, hasta que la luna se posó frente a el astro rey, fue entonces cuando al mirar a través del telescopio o gafas adecuadas para observar el eclipse, se pudo dirigir la vista al cielo y mirar claro como la luna iba tapando lentamente al sol, esos fueron minutos de cierta tensión, pero a la vez un espectáculo natural digno de admirar.

Fotos y texto: Luis Flores  / DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...