Durante la mañana, el grupo de amigas se dio cita en un agradable restaurante para acompañar a Margarita en este día. Durante su estancia dialogaron acerca de temas actuales y ordenaron sus platillos preferidos a la carta. 

La tradición de estas amigas es otorgarle a la cumpleañera una tarjeta de felicitación y dinero, con el fin de que la festejada pueda utilizarlo en algo que ella quiera. 

Previo al brindis, las invitadas acudieron al jardín principal para tomarse fotos de recuerdo y después entonaron Las Mañanitas a la homenajeada, quien recibió una rica rebanada de pastel con una velita, la cual sopló luego de pedir un deseo de cumpleaños. ¡Felicidades, Margarita!

Estefanía Almanza
[email protected]


Últimas Noticias