Por la costera de Acapulco, un tráiler decorado como carro alegórico despidió al alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, entre basura, sangre y muertos.

El vehículo fue decorado con parquímetros de cartón, basura, bolsas de dinero, un ataúd con un cuerpo y un monigote de cartón del alcalde Velázquez Aguirre.

A bordo del carro alegórico tres percusionistas, dos de ellos con máscaras, aparecen rodeados de desechos, cráneos de cartón y billetes de juguete.

Todos están cubiertos con pintura roja que simula ser sangre.

El vehículo decorado hace alusión a los asesinatos, la crisis sanitaria y los presuntos desvíos de recursos que se registraron en la administración de Velázquez Aguirre.


Loading...