compartir en:

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, expresó su satisfacción porque en cuatro años de gobierno no se ha pedido al Ejército que realice funciones que no le competen en el estado, lo que ha evitado que se le cuestione injustamente.

Reconoció que no ha sido fácil construir instituciones que antes estaban abandonadas y entregadas a la delincuencia, ni recuperar un cuerpo de policía suficientemente preparado y leal a los ciudadanos para tener resultados.

No obstante “lo hemos venido haciendo sin ceder, sin querer sustituir esa responsabilidad con la presencia de las Fuerzas Armadas”, destacó en el marco de la conmemoración del 169 Aniversario de la Gesta Heroica de Chapultepec.

Sostuvo que de esta manera se evita que el Ejército sea objeto de observaciones por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“El Ejército Mexicano y la Marina Armada de México no son policías, son las Fuerzas Armadas y deben tratarse con respeto porque representan a la Patria y a la soberanía nacional”, dijo el mandatario estatal.

“La responsabilidad de la seguridad pública nos corresponde a nosotros asumirla y llevarla a cabo”, puntualizó Graco Ramírez quien se refirió al papel que tienen las Fuerzas Armadas de México.

Su responsabilidad constitucional es esencial para la defensa de la soberanía y la seguridad nacional, por lo que deben dejar de usarlas en tareas que no les corresponden y por las que han sido cuestionadas injustamente, agregó.

Acompañaron al gobernador el general diplomado de Estado Mayor, Fausto Bautista Ramos, comandante de la XXIV Zona Militar, y los representantes de los poderes Judicial y Legislativo en la colocación de una ofrenda floral y guardia de honor al pie del Monumento a los Niños Héroes.