Piquetazo: ¡Y dicen que habrá otras..! Desde el inicio de la actual Administración Gubernamental, empezaron a trascender las acusaciones por parte de algunos titulares de varias dependencias del Poder Ejecutivo y el Legislativo del Estado, contra sus antecesores… Los del Legislativo por voz de varios diputados acusaron de presuntos desvíos, corrupción, saqueos, robos y quién sabe cuánto más, a dos legisladores anteriores … Él, Francisco Moreno Merino quien goza de cabal salud disfrutando de los espacios quintanarroenses entre playas, cenotes, zonas arqueológicas, lagunas, oficina y restaurantes, sin que hasta el momento le haya pasado absolutamente nada… Ella, Hortencia Figueroa Peralta quien en múltiples ocasiones dio la cara, no se ha ido del Estado y tampoco le ha pasado nada… Por parte del Poder Ejecutivo, entre otros acusadores se encuentra Fidel GiménezValdés, quien le endilgó quién sabe cuántos delitos con las mismas o peores características del presunto robo, saqueo, corrupción y desvíos, a su antecesora Patricia Izquierdo Medina, quien más pronto que ya, buscó el amparo de la Justicia Federal que le fue negado y todo parece indicar que “tomó las de Villadiego”, o séase que ya se largó de aquí y para que la encuentren, si es que los de la Fiscalía de Justicia del Estado le entran al tema, hallarla “va a estar en chino”, pero bueno, sólo es cuestión de esperar y tal vez no mucho… Por su parte, el titular del IEBEM Eliacín Salgado de la Paz no ha acusado a nadie en lo particular, pero si ha hecho declaraciones y denuncias públicas para los medios de comunicación, en el sentido de que en principio eran más de dos mil mdp los desaparecidos en esa Dependencia; luego hablo de sólo cien millones y finalmente transita por parte del Instituto que son más de tres mil mdp los faltantes y quién sabe cómo está el cuento por cuanto a quien se los trincó, desvió o entre quienes se los repartieron y se los llevaron, pero insistimos, ¡no hay nombres..! Por cuanto a la Secretaría de Salud, ligeramente se habló de desabasto de medicamentos, manejos extraños de recursos económicos, con instalaciones descuidadas y equipamientos inexistentes, pero de ahí no ha pasado a más, lo dicho por el titular de esa dependencia Marco Antonio Cantú Cuevas y algunos de sus segundos de abordo… Por cuestiones similares, el comisionado de Seguridad Pública Antonio Ortiz habló de un recurso no hallado o justificado por 500 mdp, pero todo quedó ahí para el escándalo del momento… Así por el estilo van en otras dependencias, hasta que llegó la bomba mayor que tiene como antecedente el advertimiento y amenazas de encarcelamiento que hiciera en su tiempo de Alcalde, el hoy Mandatario del Estado, quien luego de un encuentro en Cuautla con el Presidente de la República, al día siguiente se lanzó a la Fiscalía General de la República, advirtiendo que no tenía confianza en la Fiscalía General de Justicia del Estado, por lo cual allá interpuso su demanda contra el ex gobernador Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, su esposa Elena Cepeda y el hijastro Rodrigo Gayosso, por quién sabe cuántos delitos que son del orden penal con un monto de sólo 22 mdp, por bienes raíces comprados, dejando entrever que pronto habrá más denuncias contra el Exmandatario y los suyos, de todo lo cual se espera tengan las pruebas, la sustentación legal, el conocimiento del Derecho y los procedimientos de la justicia por parte de sus acompañantes, que lo fueron su Asistente Personal, el secretario de Gobierno Pablo Ojeda Cárdenas y su asesor jurídico Samuel Sotelo Salgado, para ver si es posible que lo incoado pueda prosperar legalmente… Esperaremos los resultados en ánimo de que esta acción donde se tocan las puertas de la Justicia Federal, no vayan a quedar en un escándalo político para ganar reflectores y como consecuencia, que todo sea sólo un espectáculo teatral que prohíje el manto de la impunidad para los indiciados referidos como presuntos responsables, más los que aún no han sido mencionados por falta de pruebas o por el tradicional maniqueísmo legal en los tristemente célebres Renglones Torcidos de Dios, por aquello de la aplicación negociada de la Ley, el Derecho y la Justicia, que tanto saben maniobrar los abogados de ambas partes, para llevar ganancias a sus terrenos de conveniencias… ¡Quién acusa, tiene que probar..! ¡Esperamos que Sotelo y Ojeda tengan los pelos en la mano para que su Jefe y no hagan el ridículo..! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]