Postal: ¡Ceremonia de Lujo..! El sábado 16 de noviembre, día de la Ceremonia, la puntualidad anticipada de todos los coparticipantes en la organización se cumplió, al mismo tiempo que la llegada de quienes serían condecorados y sus acompañantes... Poco a poco el Recinto se fue vistiendo con la asistencia de una gran concurrencia en lo cuantitativo y lo cualitativo, pero no faltaron “los detalles negros en este arroz”, de los cuales sólo nos dimos cuenta afortunadamente, quienes organizamos el evento, pues he aquí, que desde las 8 de la mañana empezamos a recibir la información de que no llegaban las sillas, por lo cual a las 9 de la mañana con 10 minutos este Escribano dio la orden: ¡Hacemos la Ceremonia de pie..! Afortunadamente 5 minutos después fui informado que ya habían llegado las sillas por lo cual reordené: ¡Instálenlas..! En el curso de esos minutos se solicitaron las diez lonas que tenían impresas las fotografías de cada uno de los galardonados para ser colocadas como pendones en la parte alta de la balaustrada del piso superior del Museo de la Ciudad y ¡oh sorpresa todas las lonas tenían el mismo retrato de uno de los galardonados!, por lo cual preguntamos quién era el responsable y una vez que lo supimos viendo que apenas eran las 8:30 de la mañana, la orden fue: ¡vean si lo pueden resolver..! Y otra vez ¡oh sorpresa!, a las 9:40 de la mañana llegaron “como pan caliente” las lonas con los retratos de los galardonados pero, otra vez, la sorpresa fue que faltó una lona con el retrato de uno de los homenajeados... Mejor nos callamos para evitar alguna mala expresión, las sillas fueron colocadas con rapidez increíble y la escenografía con las lonas de las fotografías de cada recipiendario igualmente… En ello tuvo mucho que ver el consejero coordinador Andrés Mendiola Álvarez y el personal de Servicios del Ayuntamiento, a quienes les dimos y les reiteramos nuestra gratitud... Helos aquí: Rigoberto Landa Gil, Arnulfo Rayón, Luis Miguel Huicochea Salgado, Jorge Alberto Barrera Toledo y la activa Abigail Salazar Solorio... Entre otras peripecias, también vivimos la sorpresa de que, “el café, la fruta y las galletas llegaron tarde al salón” donde recibimos a los venerados… Afortunadamente nadie se percató de ello sino sólo nosotros los organizadores... Peor aún, cuando trasladamos a los homenajeados hacia el Escenario elegantemente preparado, gracias a los cómodos sillones individuales que nos prestó nuestro amigo el generoso y amable empresario de Vikingos Harry Nielsen, muchos de los asistentes al Recinto prácticamente lleno a su capacidad, trataban de saludarlos tras ser reconocidos por decenas de los que ahí nos acompañaban... Como pudimos los subimos al escenario donde atinadamente el maestro de Ceremonia Teodoro Rentería Villa puntualmente cumplía con sus deberes y hacia la primera llamada… Para nuestra sorpresa, encontramos sentado en uno de los sillones a uno de los invitados que no era Galardonado, a quien algún improvisado como anfitrión lo sentó ahí en forma equivocada y más que pronto lo tuvo que llevar a otro lugar dándole las disculpas correspondientes por el error cometido... En ese Escenario, diligentemente apoyaban para la ubicación de los preseados y con los elementos de la Venera Cuernavaca ya enunciados, la diligente maestra Eli Angélica Beltrán Jiménez, consejera secretaria del Consejo Cívico, acompañada de los consejeros César Villegas Rivero, María Antonieta Hernández Llergo, el referido consejero Mendiola Álvarez y el Proveedor ya citado García Rebollo... Todo estaba listo para el acontecimiento; faltaban 2 minutos para las 10 de la mañana; la llegada del alcalde Francisco Villalobos fue puntual pero algunos que lo vieron de inmediato fueron a saludarlo, por lo cual su acceso fue lento y a las 10 de la mañana con 3 minutos, un Medio de Comunicación intentó entrevistarlo; este Escribano se acercó para pedir al Edil que pasara a la Ceremonia y solicitó a los compas de los medios su comprensión y que por favor aguantaran al término de la misma, pues había más de 200 personas en espera de que ésta empezara… (Continuará..) ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Pablo Rubén Villalobos
pablorubenvillalobosh@hotmail.com