Puyazo: Morelos… ¿Destrozado..? ¿Verdades o mentiras..? ¿Corrupción y los culpables..?  Cuando hablamos ayer de lloriqueos por parte de algunos chillones de la actual Administración gubernamental, es por quienes sin pruebas sustanciales y quizá engañados por los perversos que no faltan, salieron a la palestra de los medios de comunicación, algunos de los cuales ingenua o convenencieramente le entraron, luego de denuncias como esa de que había sido robado un Documento original con la firma de Emiliano Zapata… Se trata del Manifiesto al Pueblo Mexicano, que casi al fin de la Revolución Agraria en 1918, emitiera el Caudillo del Sur y cuyo contenido sustenta el Rompimiento de su Movimiento Revolucionario frente al Gobierno que presidía Venustiano Carranza… El valioso documento no fue robado como fue denunciado sin pruebas ante la Fiscalía de Justicia a cargo de Uriel Carmona Gándara por José de Jesús Guízar Nájera subsecretario de Gobierno, sino que tal Manifiesto junto con otros documentos, se encuentran en resguardo de Jesús Zavaleta Castro, quien durante la anterior Administración fue el encargado del Instituto Estatal de Documentación del Estado de Morelos, cuya sede estaba con todo el acervo histórico en el Edificio Alonso de la Calle de Matamoros en convergencia con la Calle Ricardo Linares, por rumbos de El Calvario… Desafortunadamente por una decisión descabellada en la cual presuntamente tuvo participación Elena Cepeda la esposa del ex Mandatario, el archivo referido fue cercenado, pues una parte fue trasladada a una galera por rumbos de Emiliano Zapata, a donde nadie va a consultar nada por razón obvia de la lejanía, por el desorden en que ahí quedaron los documentos y porque prácticamente a nadie le permiten el acceso… Esta misma circunstancia se repite en lo mucho o poco que quedó de nuestro Archivo Histórico multicitado, en el espacio que aún tiene como inquilino en el citado Edificio Alonso, cuyos documentos parece que ahí si están en orden, pero al Arrendatario desde los tiempos de Graco hasta este momento, se le deben varios meses de renta que desde luego, deberá pagar el actual Gobierno del Estado… Ojalá que el Engañado sobre el robo del Manifiesto de Zapata, vaya a revisar lo que aquí explicamos, y dialogue con quien resguarda los documentos para que en forma conjunta con el Consejo Cívico Ciudadano, podamos encontrarle buen destino y protección en un sólo espacio, al invaluable Archivo Histórico de Morelos… Y que conste con respecto a este punto, el Consejo Cívico Ciudadano ya envió al Gobierno del Estado por la parte que representa el Poder Legislativo, la Propuesta para que este extraordinario acervo Documental Histórico, tenga como Recinto el Edificio que fuera el Palacio Legislativo del Congreso, hoy prácticamente abandonado… Hasta el momento, todo pareciera indicar que como siempre se ha hecho, todo será más de lo mismo en cuánto a lo de los presuntos corruptos y saqueadores, a quienes en términos generales, salvo que nos equivoquemos, no les pasará nada, como tampoco a los engañados que hacen transitar las mentiras que les contaron… Y que conste también, que por cuanto al saqueo de recursos económicos en el ámbito nacional, desde donde se reparten los miles de miles de millones para todo el País, entre ellos para Morelos, Andrés Manuel López Obrador simplemente dijo que contra esos corruptos y saqueadores borrón y cuenta nueva, lo cual no creemos pero él ya lo dejó expresado… Por lo que corresponde a Morelos, el Mandatario enfático y categórico reafirmó refiriéndose a Graco en lo personal y presuntamente a su cauda de presuntos saqueadores y corruptos, que no habrá perdón… Por lo anterior, solamente queda esperar para saber si lo del borrón y cuenta nueva del Gobernante Federal se cumple o se convierte en trampa para que caigan los saqueadores del ayer en ella… Mientras tanto, en nuestro Estado quién sabe cuánto  tendremos que esperar, para saber si los nuevos legisladores y el nuevo Ejecutivo hacen a un  lado lo mediático de tantas declaraciones, a cambio de denuncias formales y no sólo alegres, para convertirlas en judiciales ante las instancias correspondientes, con nombres, domicilios, detenciones, enjuiciamientos, prisión y reclamo para la devolución de dineros a los indiciados, como desviadores, ratas, saqueadores y corruptos… ¡Ahí lo dejamos y ahí se ven! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]