Estaba en plena chamba el pasado jueves 10 de septiembre al mediodía, cuando recibí la inusitada llamada que tenía en el identificador el nombre de César S… Con cierta frecuencia nos hablamos con el Regidor del Ayuntamiento de Cuernavaca César Salgado Castañeda, quien llegó a esa posición política como Ciudadano Independiente, apoyado por cientos de amigos, conocidos y compañeros como los de nuestro Grupo Morelos Cuauhnáhuac, donde también lo impulsamos… Con nuestro coloquial saludo, expresó: ¡“Joven Pablo Rubén”..! Mismo que le correspondo con ¡“Ilustre Señor Regidor”..! Sin más protocolos, la promoción del Buen Amigo fue a bocajarro: “Estoy haciendo una encuesta y sólo me puedes decir Si o No”… Se me revolucionaron las ideas por la cuestión encuestadora política de los actuales tiempos, lo cual me llevó a pensar “a toda máquina” en Mario, Yeidckol y Porfirio, quienes andan en eso de la Encuesta para ver quién gana la Presidencia del Partido Morena, pero me acordé que Cesar no tiene Partido por lo cual le dije cordial pero cuidadoso: ¡Adelante..! ¡Sorpresa, de sorpresas..! ¡La encuesta de Cesar fue amén de tentadora, todo un gusto para participar en ella..! ¿Cómo vez que haya un buen pozole para el 15 de Septiembre, Sí o No..? Mi respuesta fue inmediata… ¡Sí..! Con sentido del humor César Salgado volvió a preguntar como con sentido patriótico… ¿Verde, blanco o rojo..? Otra vez mi respuesta: ¡De los tres..! Y vino la otra la pregunta… ¿De pollo o de puerco..? ¡De las dos, le dije sin chistar..! Y otra vez César a la carga… ¿Cuántos platos..? Hasta ese momento razoné y me dí cuenta de que la juguetona encuesta de don César Salgado Castañeda llevaba jiribilla, con la intención como lo hemos hecho tantas veces, de echarnos un buen pozole en el Grupo Morelos-Cuauhnáhuac, pero me vino una duda por lo del Coronavirus que no permite reuniones y por ello simplemente le contesté: ¡Dos..! Qué son lo que he acostumbrado consumir en nuestras reuniones del Grupo… Nuevamente César volvió, ya no con su encuesta sino con el premio… ¡Te ganaste dos pozoles..! Como me gusta un buen el pozole, mi pregunta inmediata fue… ¿A dónde los voy a recoger..? Bonachonamente César, con su amabilidad y atenciones características me contestó: ¡Te lo van a llevar a domicilio..! Mi sorpresa fue grande y entonces entendí que por esa bonhomía que singulariza a César Salgado, su atención era mayúscula para mandar el pozole a mi domicilio, lo cual enriqueció mi alegría y anticipado agradecimiento, pero César tenía otras sorpresas cuando volvió a preguntar: ¿De qué color..? Socarronamente le contesté… ¡De los tres..! Y él, esplendido como es, me informó: ¡Te voy a mandar cuatro..! Tanto fue mi agrado que ya le estaba dando multiplicadamente las gracias, pero me atajó para volverme a preguntar: ¿De pollo o de puerco..? Rapidito le dije… ¡De los dos y si hay de “orejita”, mejor..! “O sease” que me gané en esta generosa y fabulosa “encuesta pozolera”, 4 grandes platos de “pozoles de colores”, del fraterno amigo César Salgado, quien en el Morelos-Cuauhnáhuac cuando los comemos, los hace acompañar con todo su menaje entre la cebollita bien picada, lechuga, limón, chile piquín, orégano y como complemento “para que amarre”, un tronante y sabroso chicharrón sin grasa, más los riquísimos tacos dorados rellenos de papa, requesón o pollo, con su baño de frijoles refritos, queso en polvo, crema y salsa verde o roja… ¡Que manjar..! Y que consté, la encuesta no era para un “Jueves Pozolero”, sino para la Noche de nuestro Mexicanísimo Grito de Independencia que desde luego, pensé, cumplí y comparto con los míos en familia, para acompañar la pozóliza con un buen mezcal o tequila con su sal y limón..! “Qué buena onda” del gran amigo César Salgado Castañeda, que aplaudimos todos los “encuestados ganones”… En lo personal, con Cesar y sus hermanos tenemos una entrañable amistad fortalecida desde los tiempos viejos de don Bernardo y Margarito Salgado Leguízamo, su Papá y su Tío, los fundadores de nuestro Grupo, quienes dejaron junto con su Señora Mamá doña Chelo y su señora Tía doña Guille, para él, sus hermanos y primos, estas gratas bondades y enseñanzas… ¡Gratitud para mi amigo César Salgado Castañeda..! ¡Un fuerte abrazo..! ¡Saludos para todos ellos… ¡Y Mexicanos al grito de un pozole! ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com