Sorpresivamente la mañana del sábado 2 de abril, una caravana de vehículos penetró espacios de los terrenos del Internado de la Secundaria Técnica de Palmira, para instalarse en los entornos de la que fuera Casa del general Lázaro Cárdenas del Río, misma que se encuentra en sus distintos espacios según se requiere y proceda, en proceso de restauración, reparación y reconstrucción en su edificio central y área de sus entornos… La cuestión no tendría mayor trascendencia, si no fuera porque entre los presentes en esa intempestiva llegada, sólo estuvieron el secretario de Gobierno Pablo Ojeda Cárdenas y quién sabe que representante de la Secretaría de Turismos y Cultura, quienes antes de llegar a ese espacio que es federal, donde las obras que se realizan económicamente también lo son en cantidad muy superior, por encargo del Gobierno de la República que preside Andres Manuel López Obrador, como consecuencia de la gestión hecha por parte del Nieto del General, Lázaro Cárdenas Batel para poder realizar el rescate referido de la Casa de su Abuelo… Si bien es cierto que en un mínimo porcentaje el Gobierno del Estado hizo alguna aportación para la realización de algún trabajo, también lo es que Pablo Ojeda y sus huestes se olvidaron de convocar a quienes desde hace años son las verdaderas gestoras de esta loable labor, las distinguidas Maestras Palmireñas egresadas de la Escuela Normal que estuvo en ese lugar, encabezadas por la destacada luchadora social Rosa Elena Hernández Meraza… La molestia causada a quienes han entregado parte de su vida en lucha por volver a ver la magnitud y belleza de esta histórica Casa que habitaron don Lázaro, su esposa Amalia Solórzano y su hijo Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, está enmarcada por el trascendente hecho de que ahí fueron convocados los participantes para el proceso y la preparación del Documento que sustentó la Expropiación Petrolera, la acción más emblemática del general Cárdenas del Río en 1938…La sugerencia y recomendación a Pablo Ojeda, es tener mas cuidado en su labor, para no despertar quisquillosidades políticas que le puedan provocar recelos o conflictos, por pretender “saludar con sombrero ajeno”… Si el Secretario de Gobierno quiere más información sobre el Magno Proyecto que se pretende cumplir ahí, con la posible participación del Gobierno Federal y si acepta la invitación y el reto con la del Gobierno del Estado, la maestra Rosa Elena, según nos lo comentó, está dispuesta a trabajar en forma conjunta con quienes propositivamente sea necesario, para mostrar no sólo la Magna Propuesta, sino el mencionado Macro Proyecto, para que no empiecen a ponerle nombre o destino a la casa del general Lázaro Cárdenas, sino a todo el conjunto cultural, deportivo, de esparcimiento y artístico, en que se puede convertir La Loma Sur Poniente de los terrenos del Internado de Palmira, que en principio deben ser rescatados de la Beneficencia Pública para que tengan ese destino, en beneficio de Cuernavaca y del Estado, con transcendencia Nacional o mas allá…Ahí se la dejamos a Pablo Ojeda, quien por cierto parece tener cercano o lejano parentesco con don Lázaro, por su segundo apellido… Ojala que el Secretario de Gobierno tenga la visión y dimensión para sostener una charla con los gestores para la recuperación casi total de la Casa del General y todo lo demás que está en posibilidad de ser realizado… Estaremos al pendiente y en solidaridad con las maestras normalistas que encabeza Rosa Elena y con el Nieto del General, Cárdenas Batel…!Ahí se la dejamos al secretario! ¡Hasta mañana que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado