Pregunta Ingenua: ¿Primera vez..? ¡Para nada..! Eso de los cuetes, palomas, cohetones y petardos en las escuelas, no es nada nuevo, pues lustros ha, que los chamacos estudiantes malosos lo mismo de quinto o sexto año, de Primaria que los de Secundaria y Preparatoria, en distintos planteles escolares tanto gubernamentales u oficiales como los de la enseñanza  privada, con sus travesuras han sacudido por explosiones sorpresivas las escuelas y con ellas han espantado alumnos, alumnas, maestras, maestros, padres y madres de familia; directivos, empleados y trabajadores que ahí estaban, en el momento del tronidazo… Estas maldades se han dado en patios, pasillos, escaleras, terrazas, azoteas, baños, salones, oficinas y otros espacios escolares… Las presuntas investigaciones de los profes, en algunas ocasiones dieron con los chamacos cabrestos, cuyos padres tuvieron que atender tal irresponsabilidad y en forma conjunta acordar con los maestros la sanción para el Chamaco travieso, maldoso o perverso… Lo recientemente vivido por un petardazo que presuntamente dejó lastimado a un Maestro, motivó a las autoridades escolares incluido el director general del IEBEM Eliacín Salgado de la Paz y hasta al secretario de Educación Luis Arturo Cornejo Alatorre, que bien saben de estas cuestiones si no es que hasta los practicaron de chamacos, tuvieron que salir a la palestra para anunciar la posible expulsión o cambio de escuela para el alumno y hasta el apoyo con abogados para lo que proceda legalmente, por parte del Maestro lastimado… El asunto está en el aire, hasta que se den a conocer las decisiones definitivas tanto del personal docente como de los Funcionarios citados, el Maestro afectado, los alumnos involucrados y desde luego, los padres de familia corresponsables por sus hijos menores… ¡Cómo han cambiado los tiempos..! Antes estas cuestiones que en algunos casos llegaron a ciertos grados de lo dramático, se resolvían domésticamente en las escuelas, pero ahora, con eso de la cibernética se llevan al amarillismo del escándalo público y hasta se anuncia que se presionará para revisar de las mochilas de la muchachada, para ver que portan, lo cual puede ser bueno entre la posibilidad de algún otro cohetón y por los tiempos que vivimos, algunas drogas o enervantes… ¡Ahí la dejamos..! ¡Pero, siempre el pero, si algún estudiante echa un cohetón, no sea tarugo, que no lastime a nadie y el relajo por todo lo aquí dicho será bien padre, como en los viejos tiempos..! ¡Que levante la mano el que no oyó algún cohetón en sus tiempos escolares..! Si alguien lo hace, ¡Qué aburrido..!
Postal: ¡Nos la debían...! Después del Trienio Municipal de Estrada, quién luego de ello fue Gobernador del Estado, nadie más se preocupó por la pavimentación de Cuernavaca y para colmo, en los trienios siguientes algunos se olvidaron hasta del bacheo, bajo la razón o pretexto de que el gobernador en turno Graco Ramírez, no dejaba trabajar… ¡Pura patraña..! Ahora, como por arte de magia si aparecieron los recursos económicos federales etiquetados, para que con ellos se pusiera manos a la obra para repavimentar varias arterias importantes de Cuernavaca… La última de ellas anunciadas es la Avenida Palmira, misma que podemos llamar La Mártir por todos los descuidos y olvidos de que fue objeto durante casi 30 años, pues ni con Garrigós, ni con sus antecesores y posteriores ayuntamientos, ninguno le metió la mano, salvo el que sólo pavimentó la mitad de la arteria y como antes había comprometido el resto del libramiento hasta Himno Nacional, pero según se dijo, no lo permitió Graco, a quién por cierto se le amenazó con encarcelar. Ni duda cabe, se la debían a Cuernavaca… ¡Qué bueno que ya nos lo empezaron a pagar a quienes aquí vivimos; apreciamos lo hecho y esperamos que vengan más obras y servicios para nuestra querida Cuernavaca, más allá de las grillas, los resabios y disputas politiqueros..! ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com