Pregunta Ingenua: ¿Quiénes le comprarán..? Tras vivir en el dispendio los del Gobierno de la República en sus 3 espacios de poder, hoy el del Ejecutivo a cargo de Andrés Manuel López Obrador ha determinado y ordenado que se vendan todos los vehículos de la flotilla aérea, los de lujo con otros menores de la terrestre y quién sabe cuántos más de los navíos de mar… Aún no se sabe cuál será el procedimiento para que Andrés Manuel pueda realizar a través de sus dependencias y ujieres, por un lado el inventario de todas esas unidades motomóvibles; si ello lo va a dar a conocer y dónde serán los “tianguis” de los aéreos, el de vehículos terrestres y el de las embarcaciones marítimas, amén de también saber quienes van a ser los peritos valuadores para la asignación de precios, bien sean fijos o para negociar y regatear… La orden presidencial lopezobradorista fue en principio por el anuncio de la venta del súperavión presidencial, que luego extendió, hacia todos los vehículos aéreos de quién sabe cuántas dependencias del Poder Ejecutivo, cuyos titulares y subalternos en algunas, que aún los detentan, usan y disfrutan; tal orden se extendió también a los otros dos poderes, el Legislativo y el Judicial… Anticipadamente se sabe que los del Poder Legislativo, entre diputados y senadores con los de Morena  y sus apéndices, se pondrán genuflexos para atender y cumplir las “Órdenes del Señor Presidente de la República”; en tanto que los del Poder Judicial según se ven y van en sus relaciones con el Ejecutivo, hasta el momento quién sabe qué decisión tomen, al igual que algunas otras dependencias como el Instituto Nacional Electoral, PEMEX, la Comisión Federal de Electricidad y quién sabe cuántas más por el estilo… AMLO ha anunciado una y otra vez que el súperavión presidencial que comprara Felipe Calderón Hinojosa, no precisamente a precio de ganga sino al costo del mercado internacional, el cual fue entregado a Enrique Peña Nieto, quien todo parece indicar pagó en forma puntual sus abonos mensuales con sus respectivos intereses durante su sexenio, se encuentra presuntamente inmovilizado y a disposición del mejor postor en el Aeropuerto de San Bernardino, California en los Estados Unidos, seguramente con los signos visibles equivalente al “for sale” del se vende… Junto con esa súperaeronave, Andrés Manuel pretende rematar aviones de todos los tipos que se tengan entre los otros presidenciales, jets ejecutivos, casi todos de lujo, aviones menores, jets, avionetas, helicópteros y quién sabe cuántos más para surcar los aires… Por cuánto a vehículos terrestres, la decisión va por el mismo camino entre las súpercamionetas de lujo súperblindadas, junto con otras sin blindaje pero también ostentosas, así como automóviles de los elegantes, de los medios y ¿los populares..? No se sabe si también entre tantos vehículos terrestres en venta por parte del Gobierno Federal, haya motocicletas y hasta bicicletas y triciclos… Si se sabe, que también van a la venta los navíos como barcos, barcazas, yates de distintas dimensiones con o sin grandes lujos, lanchas de distinto tipo y tal vez hasta canoas, lanchas y veleros, que serán puestos en este mercado tan singular, que no sabemos si lo hay en algún otro país del Mundo, decidido por algún otro Mandatario… Total, todos los vehículos con motor de que dispone el Gobierno, parece que van a ir a parar al “tianguis” del bara, bara de AMLO, a través de sus encargados que esperamos no vayan a querer sacarles su diezmo o más, al costo de las unidades en venta o remate y mucho menos que estas ya estén no sólo comprometidas sino vendidas, como es tradicional por la corrupción, con todas aquellas unidades y otro tipo de objetos que periódicamente remata la Secretaría de Hacienda… ¿Harán lo mismo los diputados y los senadores con sus súpervehículos aéreos, terrestres y marítimos que también los tienen..? ¿Y los ministros con sus subalternos de la Suprema Corte, qué harán al respecto junto con las otras instituciones que mencionamos y las muchas más que forman parte del Gobierno de la República..? ¿Y qué harán los gobernadores, sus funcionarios y presidentes municipales que también disfrutan de distinto tipo de vehículos como los que va a vender o rematar López Obrador..? ¡Esteremos al pendiente para ver si podemos comprar alguno de sus “vochos”!¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com