Post Data: ¡Justicia Política..! El fundador de Morena en Morelos Rabindranath Salazar Solorio morelense de cepa, fue en principio sacrificado en su posibilidad de ser candidato a Gobernador del Estado por ese Partido… Posteriormente fue victimizado luego de que se le anunció para lo que parecía ser su premio de consolación, ser el próximo Coordinador de las dependencias federales en el Estado de Morelos… Las dos circunstancias de nombramiento, estuvieron en la decisión del entonces candidato a la presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, quien una vez electo, bien valoró el aguante, la lealtad, verticalidad e institucionalidad del jiutepequense, pues en principio trascendió que le fueron ofertados para que él seleccionara uno de su agrado, cuatro posibles espacios de primer nivel dentro de la Administración Pública Nacional, lo cual quedó pendiente de su decisión, hasta que el propio Presidente Electo públicamente anunció que el cargo de director general de lo que será el Banco del Bienestar Nacional, cuyo antecedente es Bancefi, es para Salazar Solorio… Según los augurios, este nuevo Banco tendrá a su cargo todo lo relacionado con el suministro de recursos para todos los espacios de Gobierno Municipal, Estatal y Federal, por las obras, servicios y otros menesteres que decida en forma directa el Primer Mandatario del País, así como quienes toquen las puertas de esa Institución, para obtener el beneficio de los recursos que gestionen ante el Banco de Bienestar… De los 2 mil 463 municipios, más las dieciséis alcaldías de la Ciudad de México, todos sus titulares tendrán que hacer sus planes, programas, propuestas y peticiones bien sustentadas ante esta Institución Bancaria, para que puedan obtener los recursos financieros que se llaman etiquetados, a efecto de aplicarlos al destino para el cual se hayan solicitado, siempre en beneficio de sus espacios geográficos y sus habitantes… Lo mismo tendrán que hacer los llamados representantes del pueblo, entre diputados locales, federales y senadores de la República, para lograr obtener recursos que sean entregados gracias a su gestoría, con la finalidad de que los habitantes de sus espacios de representatividad, sepan que ellos como legisladores fueron quienes lo solicitaron y lograron, desde luego, cada uno con el ánimo de hacer presencia como benefactores de sus respectivos distritos y estados de representatividad… Más todavía, ante el mismo Banco de Bienestar que viene, los gobernadores de los 32 estados, algunos de ellos que todavía se sienten virreizuelos todopoderosos en su ínsula de poder, tendrán que llegar para pedir y buscar la forma de conciliar que se les otorgue el favor de lo pedido, para poder atender ciertos aspectos de la problemática que viven y sufren las rancherías, comunidades, colonias, pueblos y municipios de sus respectivos estados… Frente a tal Banco, muchos de esos gobernadores tendrán que quitarse las soberbias, petulancias, altanerías y hasta las bravuconadas, a efecto de conciliar los dineros solicitados que requieran todos ellos en cantidades por decenas, cientos o miles de millones de pesos…  Como se ve, lo del Banco de Bienestar anunciado por López Obrador para ser puesto en manos de Salazar Solorio, tiene la relevancia que pocos saben o se imaginan que es de verdadera trascendencia nacional… 

Esperamos que para nuestro Estado, que es la entidad que tiene como cuna Salazar Solorio, los 36 o 37 munícipes que habrá a partir del 1° de enero del 2019, junto con los 20 legisladores locales, los 7 diputados federales y los 3 senadores de la República por Morelos, junto con quien tiene la titularidad del  Poder Ejecutivo, preparen sus peticiones y las presenten en tiempo y forma con el indispensable previo cabildeo personal con Rabindranath Salazar Solorio, a efecto de que logren llevar agua a su molino político, para quedar bien con sus representados, que somos en este caso somos todos los que vivimos en Morelos, urgidos de obras y servicios, luego del abandono en que por desgracia esta Entidad ha estado durante lustros, luego de Lauro Ortega y Antonio Rivapalacio como gobernadores, junto con todos los que en su tiempo compartieron con ellos el poder representativo de cada espacio morelense… ¡Bien por Rabín..! Los morelenses lo necesitamos… Nuestros representantes gubernamentales tienen la palabra para lograrlo… ¡Ojalá que la maleta de “Santa Clos” nos traiga bienestar!

 

¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

opinion@diariodemorelos.com