compartir en:

Las movilizaciones de este martes en Cuernavaca, Cuautla y Jojutla afectaron a miles de ciudadanos al paralizar el comercio y el transporte. Días atrás lo anunciaron y lo cumplieron. Desde muy temprano integrantes del Frente Amplio Morelense se reunieron en tres puntos diferentes de Cuernavaca así como en Cuautla y Jojutla.

Desde las primeras horas algunas unidades del transporte público ofrecieron “transporte gratuito”, otras sí cobraron la tarifa normal y otras más pidieron una cooperación voluntaria. Poco antes de las 10:00 horas la mayor parte del transporte público con itinerario fijo detuvo sus actividades y convirtió un tramo de la avenida Morelos en un gran estacionamiento.

En Cuernavaca, los contingentes salieron del IMSS de Plan de Ayala, de Chipitlan y de la UAEM, situación que generó el cierre de diversas calles y el bloqueo total en el primer cuadro de la ciudad.

Múltiples establecimientos cerraron ante el temor de actos de violencia, mientras que otros, los que sí abrieron reportaron pérdidas, principalmente los negocios de venta de comida, “ahora, ni las moscas se pararon por aquí”, comentó Dolores Gómez, encargada de una fonda que se ubica en la avenida Morelos, a la altura de la calle Motolinía,

Los bancos ubicados en el Centro abrieron con normalidad pero reportaron una menor cantidad de operaciones, en comparación con otros días. Cadenas como farmacias y tiendas de autoservicio reportaron una caída en sus ventas y tenían la instrucción de cerrar ante cualquier situación que pudiera poner en riesgo la vida de sus empleados y clientes.

Algunas empresas de transporte ubicadas en el Centro de Cuernavaca suspendieron corridas a diferentes destinos debido a que sus unidades no podían salir ni entrar a la capital lo que les generó millonarias pérdidas, sin mencionar las afectaciones a quienes tenían que viajar.

"la gente prefirió no salir de sus viviendas"

En varias oficinas de Gobierno disminuyeron los trámites, la gente prefirió no salir de sus viviendas, tan solo el módulo del INE ubicado sobre la avenida Morelos lució vacío, el número de trámites realizados en un día disminuyó más de un 40 por ciento, reportaron los encargados.

Miles de personas que no tuvieron acceso al transporte público tuvieron que caminar, otras pagaron taxi pero algunos conductores aprovecharon la situación para aumentar el costo del servicio.

El rector de la UAEM y vocero del Frente Alejandro Vera Jiménez advirtió que si este miércoles el Gobierno Federal no lo atiende sus acciones se van a radicalizar, por ahora se mantendrán en plantón permanente en Casa Morelos, Congreso del Estado y Tribunal Superior de Justicia (TSJ), por lo que se espera que las afectaciones continúen en los siguientes días.