CUERNAVACA, MORELOS.- La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Cuernavaca mantiene vigente el voto de confianza que otorgó al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, para que dé resultados al frente del gobierno en el segundo año de mandato.
De acuerdo con el dirigente del órgano camaral, Alejandro Uribe García, el primer año fue prácticamente tiempo perdido para los ciudadanos, debido a que el edil lo invirtió en defenderse de los ataques de diferentes actores y fuerzas políticas.
“Lamentablemente son situaciones que se están manejando –el conflicto político- y es la ciudadanía y la ciudad la que está sufriendo la consecuencia, más allá de quien tenga la razón”, opinó Uribe García al referirse a los procesos jurídicos que el Congreso del estado inició contra el alcalde para separarlo del cargo por no cumplir requisitos de elegibilidad y a su rompimiento con el partido político (PSD) que lo postuló a la alcaldía en condiciones poco claras.
En ese contexto, reiteró que “la ciudad es la que se está cayendo a cachos”, porque Blanco Bravo no ha tenido la oportunidad de gobernar y atender a la ciudadanía.
Alejandro Uribe indicó que es tiempo de que los actores involucrados solucionen el problema legal con el presidente municipal, pero sin poner de rehén a la población.
Añadió que en el primer año la administración ni siquiera tuvo tiempo de demostrar que tiene capacidad para gobernar, por lo que el comercio establecido tampoco puede asegurar si las expectativas que se pusieron en ella se quedaron cortas.
Por lo que toca a trámites en ventanilla, Alejandro Uribe dijo que no hay parálisis ni atraso; el problema se ve en la calle, con servicios públicos deficientes y con la operación del Sistema de Agua Potable.

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...