compartir en:

Un desafortunado manejo del caso del asesinato de la joven Mara Castilla en Puebla por parte de la empresa de transporte privado Cabify puede causarle la inhabilitación de operaciones.

Después que se comprobara que fue el chofer que transportó a la joven quien la asesinara después de violarla a causa de estrangulamiento, Cabify se encuentra en una linea de investigación para demostrar su marco legal de operaciones.

Fue el mismo gobernador del Estado quien ordenó la investigación por que hasta ahora, después del homicidio de Mara, se dieron cuenta que la empresa carecía de control al momento de sumar socios.

El asesino de Mara, Ricardo Alexis “N”, tenía solo un mes de haber iniciado en la plataforma de Cabify sin muchos requisitos para entrar.

Aunque la empresa estuvo “accesible” en todo momento en las investigaciones de lo que fuera primero la desaparición de Mara, también se le cuestiona todo el tiempo que dejó pasar para saber lo que sucedió.

De encontrar irregularidades, es muy probable que la empresa deje de operar en Puebla, pero no solo van contra Cabify, sino también contra Uber que tiene casi el mismo sistema de operaciones.