compartir en:

POR ANTONIETA SÁNCHEZ

CUERNAVACA, MORELOS.- Luego de que el pasado fin de semana los grupos en conflicto de Temixco no llegaron a un acuerdo, ayer el diputado por Movimiento Ciudadano, Jaime Álvarez Cisneros, no descartó que detrás de la pelea entre dos grupos contrarios del PRD haya actores políticos que le apuesten al rompimiento de la negociación para provocar un problema social real.

En ese caso, dijo que sería lamentable que en Morelos se registrara un problema similar al que ocurrió en 2004 en Tlalnepantla, cuando después de que el Congreso revocó el mandato al edil por presuntos actos de corrupción, estalló el conflicto social debido a que un grupo rechazó al alcalde suplente.

Álvarez Cisneros señaló que lo que ocurra en Temixco, en caso de que los grupos no se pongan de acuerdo, será dañino para todos los municipios y el estado.

Por lo que insistió que la única vía que el Congreso debe explorar para lograr que cesen las hostilidades entre el bando de Irma Camacho y el de Juana Ocampo es que concilien.

“La apuesta tiene que ser de todos los diputados, no cabe que alguien quiera sacar raja política o jugarle al vivo para tratar de desestabilizar; sí las cosas se descomponen, afecta a todo el estado”, declaró el diputado al señalar a un legislador federal –Javier García Chávez- como muy “interesado” en el conflicto.

Dijo que el grupo de Gisela Mota debe entender que no es un tema de presión política, sino de conciliación sobre la expectativa que ellos tienen, y que se complicó con el asesinato de la alcaldesa.

Los integrantes de la Junta Política recibieron ayer nuevamente a los simpatizantes de Gisela Mota con quienes se comprometieron a agotar el diálogo, antes de que la Comisión de Gobernación tenga que emitir el dictamen sobre la solicitud de revocación de mandato.

En ese sentido, Jaime Álvarez precisó que la Comisión deberá resolver con base a lo que instruyó el Tribunal Electoral. 

"Serenidad política y no apostarle al rompimiento, para evitar que las cosas se precipiten hacia donde no se quieren, como que las cosas escalen; tienen que mejorar porque estamos en un proceso complejo.”

Jaime Álvarez Cisneros, diputado.