Cuernavaca, MORELOS.- En el Instituto de Física (IF) de la UNAM un equipo de científicos desarrolla un detector de muones, con la meta de hacer una “radiografía” del volcán Popocatépetl y emplear una técnica complementaria para monitorear cualquier cambio en la actividad del coloso.
A escala mundial, “Don Goyo” es uno de los volcanes que amenaza a la mayor cantidad de personas; una erupción afectaría a los millones de habitantes de los estados de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala y, por supuesto, la Ciudad de México, como señalan los registros de grandes erupciones en el pasado. De ahí la importancia de vigilarlo de manera integral y de forma permanente.
Para ello pueden ser útiles los rayos cósmicos que llegan a nuestro planeta desde el Universo, compuestos en 90% por núcleos de hidrógeno (protones). Este tipo de radiación posee una energía tal que al “bombardear” la atmósfera terrestre se producen otras partículas. Inicialmente se trata de los llamados piones, de cuyo rápido decaimiento resultan los muones.  Estos últimos son partículas penetrantes que constituyen la radiación de origen cósmico, cargada eléctricamente, más abundante, que incide sobre la superficie terrestre.
Arturo Menchaca Rocha, investigador y exdirector del IF, informó lo anterior en entrevista y detalló que la imagenología con rayos cósmicos es como una radiografía. Esta técnica  es la misma que se usó para estudiar la pirámide del Sol, en Teotihuacan. 

Por: Redacción ddm
/local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado