compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad, Jorge Meade Ocaranza, lamentó la reducción del presupuesto federal para dotar a los morelenses de agua potable; sin embargo, dijo que la disminución de dinero para invertir en obra pública se puede subsanar con los recursos de otras bolsas y programas de los tres niveles de gobierno.
Reconoció que el acceso de la población al agua potable es uno de los principales indicadores para medir el grado de bienestar de las familias, o de pobreza o pobreza extrema, según se analice.
Agregó que el problema puede atenderse con la Estrategia de Inclusión Social, cuyo espíritu es encauzar todas las acciones y programas de los gobiernos municipal, estatal y federal, para dar respuesta a temas prioritarios para los ciudadanos, y el acceso al vital líquido, es una prioridad.
“Es parte de lo que tenemos que revisar en estas mesas que vamos a realizar; qué tipo de recurso podemos complementar y priorizar todos”, apuntó.
En esos espacios de trabajo, dijo que también se tendrá que ser muy creativo para atender y dar respuesta a los reclamos y necesidades de la población.
“No decir sólo que no hay recursos y cruzarse de brazos”, expresó Meade Ocaranza, al señalar que la disminución de presupuestos, como el que mencionó el titular de la Comisión Estatal de Agua (Ceagua), Juan Carlos Valencia Vargas, también debe verse como un reto.
“Insisto hay otras bolsas que podemos complementar” para solucionar el problema, en este caso, del recorte que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tuvo en su presupuesto para invertir en los estados.

"Es parte de lo que tenemos que revisar en estas mesas que vamos a realizar; qué tipo de recurso podemos complementar y priorizar todos.” Jorge Meade Ocaranza, delegado de la Sedesol

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]