México.- La marchista Lupita González y su abogado Andrés Charria están contra el tiempo, pues deben replantear la defensa para evitar la suspensión de 4 años por doping positivo, y deben hacer contacto con el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

“Hay que desbaratar la primera defensa que es muy mala, muy pobre.

“Los tiempos están corriendo, y tenemos que empezar ya la apelación. El 9 de junio a más tardar hay que entregar la primera comunicación al TAS”, agregó.

El colombiano acepta que “es muy difícil” conseguir un fallo positivo para la mexicana, pero espera tener los argumentos para lograr una reducción de sanción.

“El caso de Lupita me parece muy doloroso, es un fallo muy agresivo en contra de la deportista y la conseguí porque soy muy terco, me gusta lo que hago. La verdad poder ayudar a un deportista y más olímpico es un honor y un gusto”, explicó.

Charria buscará que Lupita González tenga una segunda oportunidad para estar en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.