compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El programa para la recuperación de las tumbas y nichos de los siete panteones de esta capital que se encuentran abandonadas o no están al corriente en sus pagos dio inicio con la fase de otorgamiento de estímulos fiscales para que los deudos de los difuntos se pongan al corriente.
Así lo manifestó el director de Panteones municipales, Juan Manuel Sandoval Vital, quien dijo que durante los meses de abril, mayo y junio, hay un 100 por ciento de descuento en multas y recargos para aquellos que presenten adeudos por siete años o más, además del que ofrece la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante el cual y a petición de parte, se puede pedir que sólo se les cobren los últimos 5 años.
“Tenemos una semana de que empezó esta primera etapa del programa con los estímulos fiscales para que se pongan al corriente, y hasta el momento tenemos registrados a 19 contribuyentes que ya realizaron su pago, que en promedio, por tumba es de mil 300 pesos, por los últimos cinco años”, señaló.
Dijo que de los 24 mil tumbas y nichos que se tienen registrados en los 7 panteones de la capital, serán alrededor de 7 mil los que estarían en proceso de recuperación por parte de la comuna, en el caso de que al terminar esta primera etapa, no se realicen los pagos.
Agregó que en julio ya se estaría hablando de cuántas tumbas podrían recuperarse, luego de iniciar con un procedimiento de notificación en la propia tumba y en el último domicilio que haya registrado el titular de los derechos de perpetuidad, para que luego de 15 días y posterior acuerdo de Cabildo, se den a conocer los expedientes y se recupere el espacio, sacando los restos que se encuentren. 

Panteones municipales
La Leona, Granjas, Acapantzingo, Chapultepec, Tlaltenango, Teopanzolco, Antonio Barona.

1 mil 300 pesos en promedio se paga para ponerse al corriente.

24 tumbas y nichos hay en los  panteones de Cuernavaca.

7 mil tumbas se piensan recuperar por abandono  o falta de pago de los titulares  de los derechos de perpetuidad.

 

Por: Rogelio Ortega  / [email protected]