Un fragmento de basura espacial se estrelló contra la Estación Espacial Internacional (EEI), dañando el brazo robótico del laboratorio en órbita, según indicó la NASA y la Agencia Espacial Canadiense. En una inspección de rutina, se detectó un pinchazo en la cubierta térmica protectora del dispositivo denominado Canadarm2.

B2TKNM2TJZHDNLKZQTRI3XAWAU.jpg

A pesar de ello, el brazo robótico sigue funcionando, informaron. Esta colisión, que fue detectada el 12 de mayo, es un ejemplo de la amenaza que representan los desechos orbitales a medida que la estrecha franja de espacio alrededor de la Tierra se llena cada vez más de satélites, piezas de cohetes gastadas y otros objetos descarriados.

Aun se desconoce qué golpeó el brazo robótico de la estación espacial o cuándo ocurrió exactamente el incidente, ya que se está investigando. La Agencia señaló que el agujero parece medir aproximadamente 0,2 pulgadas de ancho y el daño se limita a una pequeña sección de Canadarm2.

”A pesar del impacto, los resultados del análisis en curso indican que el desempeño del brazo no se ve afectado”, dijeron funcionarios de la Agencia Espacial Canadiense en un comunicado en donde calificaron a la colisión como un "golpe de suerte".