CUERNAVACA, MORELOS.- El grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso pidió ayer la separación de los fiscales, general y especial anticorrupción, por falta de resultados y el incumplimiento de requisitos para el cargo.
“Los funcionarios no han cumplido con la presentación de exámenes de control de confianza, lo que viola la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública”, afirmó el diputado José Casas González.
Por ese motivo, consideró que el fiscal general del Estado, Uriel Carmona Gándara, y el fiscal especializado en Combate a la Corrupción, Juan Salazar Núñez, deben ser removidos del cargo.
Ambos han incumplido con los exámenes de control de confianza a que los obliga la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tanto para su nombramiento como para su permanencia en el cargo.
La falta de esos exámenes implica la transgresión de la ley citada, insistió el vicecoordinador del grupo.
Acompañado de los tres integrantes de la bancada petista en la LIV Legislatura, Casas González propuso que el caso sea analizado por la Junta Política y de Gobierno del Congreso, en coordinación con el Poder Ejecutivo, dado que es el titular de éste quien está facultado para solicitar la remoción del fiscal.

Confianza. Diputados del Partido del Trabajo señalan incumplimiento a examen de control de confianza de Salazar y Carmona.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]



Loading...