compartir en:

Yautepec, MORELOS.- Una nueva modalidad de prevención del delito y alerta ciudadana es la que implementaron vecinos de la colonia Ignacio Manuel Altamirano del municipio de Yautepec; ante problemáticas como desbordamiento de barrancas, robo a transeúntes o casa habitación y grafitis.
Con silbatos, una alarma vecinal y grupos de WhatsApp, es como los habitantes de esta colonia han podido atender sus principales problemáticas de seguridad, tales como crecidas de la barranca, que los tomaba por sorpresa, principalmente durante esta temporada de lluvias; aunado a los Comités de Vigilancia Vecinal (Comvive) organizados por el gobierno del estado.
“Los Comités de vigilancia Vecinal han dado buenos resultados, nos hemos organizado en la colonia con diferentes alarmas, tenemos la alarma vecinal del Gobierno del Estado, un grupo de WhatsApp y por medio de silbatos, en caso de que se presente alguna emergencia”, señaló Fernando Díaz Rivera, ayudante municipal de la colonia Ignacio Manuel Altamirano.
“Nos ponemos a silbar de manera prolongada, y si yo como vecino escucho, también activo mi silbato y así todos los vecinos para hacer eco, una vez hecho esto, salimos al área pública a brindar ayuda o apoyo al vecino que está inicialmente silbando y a conocer la emergencia”, explicó.
Cuando los vecinos inician a silbar se activa la alarma vecinal y por medio de whatsapp se comunican con las autoridades de Seguridad Pública para pedir presencia.
“Esto ha inhibido a los posibles personajes que quisieran hacer daño para que estos no se metan a la colonia, ya que es una alerta de que estamos preparados para cualquier situación que se presente”, apuntó Díaz Rivera.

Temporada. En esta época, los vecinos se reúnen para ponerse de acuerdo y estar atentos a las crecidas de los afluentes.

"Los vecinos organizados sí podemos hacer grandes cosas, podemos tener una comunidad más segura y tranquila, siempre y cuando todos tengamos la disposición de apoyar y abonar a trabajar juntos.” Fernando Díaz Rivera, ayudante municipal

 

Por: Guillermo Tapia /  [email protected]