compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- El caso Temixco podría quedar resuelto en las próximas horas con la firma de acuerdo político entre la presidenta municipal, Irma Camacho García, y el grupo de simpatizantes de Gisela Mota Ocampo, asesinada el pasado 2 de enero a sólo unas horas de haber rendido protesta en el cargo.

Fuentes internas de la Comisión Especial de diputados, designada para mediar entre los dos grupos en conflicto, informaron que el acuerdo se firmará antes de que la Comisión de Gobernación y Gran Jurado tenga que verse obligada a emitir un dictamen sobre la solicitud de revocación de mandato que los simpatizantes de la desaparecida Mota Ocampo, presentaron.

El acuerdo, dijo la fuente, garantiza viabilidad y certeza a ambos grupos, pues acordaron impulsar un proyecto de gobierno combinado, entre lo que propone Irma Camacho, y lo que Gisela Mota visualizó para Temixco, tras haber sido electa presidenta municipal para el periodo 2016-2018.

Se espera que las representantes de ambos grupos, Irma Camacho y Juana Ocampo, la madre de Gisela Mota, sean las que signen el acuerdo, el cual pondría fin a los casi dos meses de bloqueos y toma de oficinas del Ayuntamiento de Temixco.

Cabe recordar que el problema en este municipio sobrevino tras el asesinato de Gisela Mota, cuando los vecinos y simpatizantes demandaron que su lugar fuera ocupado por su progenitora, Juana Ocampo. 

Sin embargo, a pesar de la exigencia, Irma Camacho, la presidenta suplente, reclamó su derecho a suceder a Mota tras su asesinato, y la máxima autoridad electoral del país le concedió la razón. 

“El acuerdo garantiza viabilidad y certeza a ambos grupos, pues acordaron impulsar un proyecto de gobierno combinado, entre lo que propone Irma Camacho, y lo que Gisela Mota visualizó para Temixco.”

Fuente al interior de la Comisión Especial

 

En próximas horas

El conflicto presente en el Ayuntamiento de Temixco podría resolverse en breve, según diputados.

 

En conjunto

Pretenden que el gobierno sea integrado con propuestas de Irma Camacho y simpatizantes de Gisela.