La automedicación por parte de los dueños a las mascotas puede producir diarrea, vómito, y en casos extremos, la muerte de los animales, alertó el médico del Hospital de Enseñanza Veterinaria para Pequeñas Especies UNAM-Banfield, Fausto Reyes Delgado.

Los efectos secundarios son provocados por medicamentos como antiinflamatorios o antibióticos, pues para las mascotas ninguna sustancia es inocua, además, sus reacciones son diferentes al ser humano, las cuales dependerán de la medicina suministrada.

De forma común los dueños administran analgésicos y antiinflamatorios como paracetamol, el cual genera ulceras gastrointestinales e insuficiencia renal.

Además, distorsiona el proceso de los glóbulos rojos que derivará en tejidos mal oxigenados de la mascota, lo que le provocaría la muerte, reveló Reyes Delgado a UNAM Global.

Agregó que, entre otros medicamentos dañinos para los animales, se encuentran antibióticos como penicilina y cefalexina, por lo que antes de recetar sugirió a los dueños de las mascotas acudir con un veterinario.

“Dentro de las consecuencias por automedicación se encuentran daños severos al aparato digestivo, principalmente el estómago, el aparato urinario, ocasionar insuficiencia renal y daños hepáticos que pueden llevar a la muerte”, sostuvo.

Reyes Delgado mencionó que los felinos son los más susceptibles a padecer diversas enfermedades por automedicación, no obstante, también los caninos están expuestos a los efectos.

Por su parte, el director administrativo del hospital, Adrián Rodríguez, señaló que tener una mascota es una responsabilidad importante la cual se adquiere hasta que el animal muera.

“Si adquieres un perro o gato debes pensar que cuidarás de él al menos 10 años, y si es más longevo 20 años”, apuntó.

En este sentido, el directivo resaltó la importancia de visitar al veterinario, quien es la única persona autorizada para detectar las enfermedades del animal, y evitar la automedicación para ofrecer a las mascotas una mejor calidad de vida. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...