CUERNAVACA, MORELOS.- De 2016 a 2017, la demanda de sistemas de seguridad para casas habitación aumentó 10 por ciento, y en los últimos cinco años dejaron de ser un lujo para convertirse en una necesidad ante el incremento del delito de robo a vivienda.

Rodrigo López Laguardia, empresario del ramo de seguridad y vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), señaló que las temporadas de vacaciones, como las de fin de año, son las de mayor incidencia del robo a casa habitación.

El fin de año también se ha convertido en la temporada en la que los ciudadanos demandan más la compra de un sistema de seguridad, cualquiera que sea, para tener mayor protección de sus bienes.

El representante de Canaco señaló que la cifra negra del robo de casa habitación es muy amplia debido a que la gente no denuncia, y en el sector se tiene la certeza de que este delito no ha disminuido, ha crecido y se ha diversificado.

Indicó que en la actualidad, los robos en casas se registran aún en lugares que cuentan con puertas automáticas, particulares o colectivas, en calles privadas, condominios o residenciales.

El aumento de la delincuencia ha provocado que en el último año, la venta de estos equipos aumentó 10 por ciento, y en los últimos cinco años, hasta un 40 por ciento; estas son cifras que permiten a los empresarios deducir que este delito no disminuye, señaló.

“Ahora, el gasto que las familias hagan en proteger sus bienes y protegerse a sí mismos se ha convertido en una necesidad, cuando antes era un lujo que alguien contará con un portón eléctrico o un sistema de videovigilancia”, acotó.

Por: Antonieta sánchez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...