El número de víctimas de feminicidio que tenían de cero a 17 años aumentó 72% en cuatro años, en todo el país.

Un conteo de Excélsior, realizado con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), reveló que durante 2015 fueron asesinadas 422 mujeres por cuestiones de género.

De ellas, 50 eran menores de edad. Las mismas cifras para todo el año pasado fueron 861 y 86, respectivamente.

En 2016 hubo 623 víctimas de dicho delito. De ese total 53 eran niñas de entre cero y 17 años. Para 2017 esos números subieron a 759 y 65, respectivamente.

Esta tendencia al alza en el feminicidio también se ve reflejada en el número de carpetas iniciadas en las 32 entidades federativas, pues de 2015 a 2018 las procuradurías estatales indagaron 407, 584, 735 y 834 casos. Esto representa un alza de 105% en la incidencia en cuatro años.

De acuerdo con el análisis Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género, del SESNSP, junio de 2015 fue el mes con menos indagatorias iniciadas por feminicidio, con 26 a nivel nacional, mientras que julio pasado registra el número más alto, con 81.

En un desglose por estados para 2018, el Estado de México encabezó el número de carpetas iniciadas, con 106 casos. Le siguen Veracruz con 87; Nuevo León 79; Chihuahua 51; Sinaloa 48; Ciudad de México 40; Puebla 32; Guerrero 31; Sonora 31 y Oaxaca con 29.

Las cifras del SESNSP se dan a conocer luego de hechos contra menores que se han dado en las últimas semanas en distintos estados de la República.