Al menos 50 perros fueron encontrados sin vida en una barranca de la comunidad de San Miguel Canoa, Puebla, la mayoría eran callejeros.

Testimonios de los habitantes de San Miguel Canoa indicaron que presuntos ladrones fueron quienes envenenaron a los animales, ya que ellos cuidaban sus hogares, sin embargo, autoridades del estado de Puebla no han confirmado la versión.

 

 

Ayer, el personal del Departamento realizó un recorrido en conjunto con el presidente de la colonia, Rosendo Carmona, para identificar la ubicación de los cadáveres ya que se encontraban dispersos por varios puntos.

Medios locales señalan que se llevó a cabo el levantamiento de 17 cadáveres, mismos que se trasladaron a las instalaciones del Departamento de Protección Animal para incinerar los cuerpos.

El día de hoy continuaron las labores de levantamiento de cadáveres, de aproximadamente 40 perros más.

Los vecinos pidieron a la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio de Puebla se aumente la vigilancia en la zona.

El Departamento de Protección Animal, acompañados de una Protectora de Animales también resguardaron un total de 13 perros.

Los perros fueron trasladados a Protección Animal de Bugambilias, en donde cumplirán un período de observación de 10 días para detectar si padecen alguna enfermedad, una vez concluido ese periodo pueden ser reclamados o dados en adopción los perros callejeros.