Cuernavaca, Morelos.- Tras el sismo de magnitud 7.1 ocurrido el pasado 19 de septiembre, Morelos continúa con la recuperación social y económica, para lo cual impulsa el turismo como una parte fundamental.

Morelos poco a poco vuelve a la normalidad, escuelas; las actividades en centros laborales, públicos y privados, dan nueva vida a las zonas afectadas, sólo queda la incertidumbre de la reconstrucción y el "volver a empezar" en algunos casos".

El fenómeno telúrico dejó al menos 74 personas muertas y graves daños en los municipios de Cuernavaca, Jojutla, Tecámac, Mi Acatlán, Yautepec, Yecapixtla, Cuautla, Xochitepec, Axochiapan, Tlayacapan, Oculta y Zacatepec, principalmente.

El sismo afectó cerca de siete mil viviendas y el 82 por ciento de las escuelas de la entidad, en tanto que cerca de 20 mil familias morelenses sufrieron algún tipo de daño, de acuerdo al gobierno estatal.

Así como en el plano cultural y turístico, varios recintos como museos y particularmente iglesias y ex conventos que son patrimonio del estado, ubicados en Tlayacapan, Tetela del Volcán y Yecapixtla, que también resultaron con afectaciones, algunas de ellas muy graves.

El gobierno estatal subrayó que se van a restaurar los 11 ex conventos morelenses que son patrimonio de la humanidad, nuestras antiguas iglesias, haciendas históricas que tuvieron afectaciones.

Al respecto, el gobernador Graco Ramírez planteó un acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para llevar a cabo la reconstrucción de los conventos dañados: "Son parte del paisaje, arquitectura e historia de las comunidades, por lo que la demolición atentaría en contra de la identidad de la población y la economía de los pueblos".

Ante ello, tanto autoridades federales y estatales señalaron que tras atender los daños lo esencial era la reactivación económica del estado, paro lo cual se hizo un llamado a visitar la entidad y aprovechar los lugares turísticos que se ofrecen.

De esta forma se intensificó un plan emergente para reactivar la economía con la campaña #AMorelos que contempla hacer viajes de familiarización y promover puntos específicos de la Primavera de México que se pueden visitar por turistas nacionales e internacionales

La secretaría de Turismo estatal, Mónica Reyes Fuchs comentó que "este es el momento de seguir adelante, de regresar paulatinamente a la normalidad y eso requiere que los esfuerzos se multipliquen como nunca antes para que Morelos suene por lo alto. La Federación ha dicho que vamos con todo para que la Primavera de México mantenga su posición de destino turístico estratégico.

"Los esfuerzos para la recuperación económica de Morelos a través del turismo no cesarán, estamos convencidos de que las más de 45 mil familias que viven de este motor económico están listas para recibir a todas las familias en la Primavera de México", apuntó.

También se refuerza la promoción a nivel nacional con la campaña "Unidos por México" a través de la cual se atrae el turismo para los estados afectados por los sismos de septiembre pasado, además de Morelos, Chiapas, Puebla Oaxaca y la Ciudad de México

Reyes Fuchs señaló que el principal objetivo es evitar que se detenga el flujo de viajeros al estado. Por lo que insistió que Morelos tiene una gran variedad de atractivos por visitar.

También, en este sentido, para reactivar la economía de las familias, se destaca la tradicional Feria de la Cecina en Yecapixtla, que se llevará a cabo en este Pueblo con Historia y Tradición, del 19 al 31 de octubre, en esta ocasión con proyección internacional.

Reyes Fuchs y el alcalde de dicho municipio Erick Sánchez Zavala, coincidieron que para salir avante de las afectaciones en Morelos y sus municipios es indispensable reactivar la economía de las comunidades que viven del turismo.

La secretaria de Turismo estatal consideró que se deben aprovechar las oportunidades para establecer estrategias de productividad, a través de la cooperación, asociación y alianza con otros sectores productivos a fin de que los ingresos sean mejores para todos.

"Ahora más que nunca necesitamos redoblar esfuerzos para que el turismo mantenga su condición de motor económico tras las afectaciones que el sismo nos dejó, la gran familia turística puede contra cualquier adversidad, demostremos que estamos listos", añadió.

Asimismo, el gobierno estatal y la iniciativa privada local acordaron dar un nuevo enfoque a la campaña "AMorelos", que inicialmente sería anunciada el pasado 27 de septiembre en el marco del Día Mundial de Turismo.

Sin embargo, ante los acontecimientos de este mes en esta y otras entidades, se le dará un nuevo impulso para dar promover las zonas afectadas por los sismos, pues los recursos que ingresen servirán para la reconstrucción.

"Tenemos que garantizar que nuestro inventario turístico está en óptimas condiciones para poder invitar a los turistas; la salvaguarda de las familias es primordial para nosotros, por lo que ahora que tenemos un panorama oficial de la situación podemos hacer promoción de puntos muy específicos", aseveró Reyes Fuchs.

Finalmente, como apoyo a empresas afectadas, el gobernador Graco Ramírez anunció la suspensión del pago de impuesto sobre nómina en zonas de gran afectación por el sismo con una vigencia de octubre a diciembre de 2017 y suspensión del pago del impuesto sobre servicios de hospedaje con una vigencia de octubre a diciembre.

Cabe destacar que, Morelos también es la ciudadanía, esa que apoyó posterior al sismo en la ayuda a las víctimas y damnificados. Gente no solo de Morelos, sino de otros estados e incluso de otras naciones acudió al rescate de sus hermanos, de sus paisanos.

Toda la ayuda recibida fue gratificante para quienes perdieron un familiar, un amigo, un compañero de trabajo, para quienes se quedaron sin casa, sin escuela sin centro de trabajo y así lo reconocido la propia población.

Miles de productos alimenticios, ropa para niños, niñas hombres y mujeres fue captada por cientos de voluntarios que se desplegaron en las zonas afectadas y en aquellas ciudades que recaudaron la ayuda para enviarla a quien más lo necesitaba

Estados como Querétaro, Jalisco, Tlaxcala, Michoacán, Chihuahua y hasta de la misma Ciudad de México, que también tuvo graves afectaciones por el sismo, enviaron apoyo para los damnificados.

Asimismo, universitarios se sumaron a brigadas de ayuda tanto en sus estados como en las zonas afectadas, reuniendo víveres ropa, utensilios para retirar los escombros y, en muchos casos, ayudando en el rescate de personas atrapadas.

De igual forma, la ayuda externa también está presente en el auxilio de los estados afectados por el sismo, como Morelos; países como Estados Unidos, España, Alemania, Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Ecuador, Honduras Israel, Panamá, Japón, Perú Suiza, Venezuela, entre otros, así como de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea.

Dichos gobiernos enviaron personal y equipo especializado en rescates, entre ellos perros entrenados para tal fin, víveres, ropa, y en algunos casos con donativos para apoyar en la reconstrucción.