compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Frente a la ausencia de un sistema de drenaje pluvial y de mecanismos para evitar la contaminación de ríos y barrancas, es necesario convocar a la conciencia ciudadana para evitar tirar basura en las calles, dejar sus bolsas con desperdicios y separar los desechos, afirmó Juan Carlos Valencia Vargas, titular de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua).
En el Foro Diario de Morelos (DDM), explicó que la consecuencia de esos hábitos son los taponamientos de alcantarillas y de los cauces, donde han encontrado desde pelotas de plástico hasta refrigeradores, lavadores y camas.
Entonces, el riesgo es alto para las familias que viven en los cauces de los ríos y de las barrancas porque ante la obstrucción de los canales de agua se registran desbordamientos.
El problema, dijo Valencia Vargas, es que las últimas precipitaciones son más intensas y de mayor concentración, pues antes llovía toda la noche pero ahora toda esa agua cae en una hora y es imposible canalizarla.
Francisco Javier Bermúdez Alarcón, director de Protección Civil en el estado, explicó que las lluvias de los últimos días provocaron inundaciones en algunos municipios como Jiutepec y Cuernavaca por el taponamiento con basura de los cauces. En la barranca de Chipitlán, se extrajo basura y ramas de tala de árboles, por los trabajos realizados para la construcción del Paso Exprés.
Miguel Rodríguez, director de Emergencias y Contingencias Ambientales, dijo que la Comisión Nacional del Agua y la Ceagua tienen detectadas mas de 16 mil personas que habitan en sitios de alto riesgo.
“Lamentablemente sólo lo entendemos cuando nos pasa. Las familias dicen que en 30 años no ha pasado, pero el agua tiene memoria y la mayoría ignora los llamados de alerta de las autoridades cuando se encuentran en riesgo de inundación”, dijo el funcionario de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS).
Precisó que el principal riesgo se debe a que el agua de la lluvia está arrastrando la basura de las calles y tapa el drenaje. La gente no tiene conciencia, dice, por lo que el municipio debe sancionar esa acción.
“Ahorita, de las inundaciones que hemos tenido, tres de ellas han sido taponamientos por basura. Hay construcciones sobre un canal de agua”, afirmó.
Por su parte, Juan Carlos Valencia explicó que todos los ríos registran crecientes y hasta ahora han funcionado las labores de prevención, porque desde 2014 cuando llovió 35 por ciento más de lo normal, no se tuvieron eventos de desastre por la limpieza de los cauces.

Hábitos. El que las personas tiren basura a calles, ríos y barrancas tiene como consecuencia taponamientos y desbordamientos.

 

Por: JUSTINO MIRANDA /  [email protected]