El auge de la variante Delta del coronavirus, más contagiosa y quizá causante de casos más graves de COVID-19, provoca que incluso en países con altas tasas de vacunación la gente siga llevando mascarilla después de ser inmunizados, muestra un sondeo realizado por el Foro Económico Mundial.

La encuesta, llevada a cabo indica que entre 60 y 80 por ciento de los consultados en los nueve países estudiados (EU, España, Brasil, Alemania, Italia, Japón, México, Francia y Reino Unido) sigue inclinado a llevar cubrebocas tras ser vacunado.

También 75% se muestra partidario de mantener la distancia física en lugares públicos, según la encuesta llevada a cabo a 12 mil 500 personas.

El país donde más personas son partidarias de continuar llevando la mascarilla, incluso tras vacunarse es México (85% de los sondeados), seguido de Brasil (83%) y Japón e Italia (con 79%).

En España, el porcentaje desciende a 71 %, aunque las tasas más bajas son las de EU (65%) y Alemania (61%).

La Delta está aumentando en poblaciones con tasas bajas de vacunación.

Pfizer planea pedir a EU que autoricen una dosis de refuerzo de su vacuna contra el COVID-19, dijo el principal científico de la farmacéutica, basado en evidencia de un mayor riesgo de reinfección en seis meses por la variante Delta. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado