CUERNAVACA, MORELOS.- Ansiedad y depresión fueron los motivos por los que las personas demandaron atención en salud mental en Morelos. Cecilia Gúzmán Rodríguez, encargada de despacho de la Sudirección de Epidemiología de los Servicios de Salud de Morelos (SSM) informó que 2020 fue un año difícil en salud mental, ya que el COVID-19 no solo generó contagios también estrés, miedo y angustia, lo que derivó en problemas de salud mental. Explicó que al detectar que la población demandaba atención de salud mental, se determinó que a través del programa ‘Salud para Todos’ se ofreciera atención psicológica, además de la atención médica. A lo largo del año pasado se otorgaron 13 mil 500 consultas psicológicas y cinco mil 700 consultas psiquiatricas. La mayoría de las atenciones fue por ansiedad y depresión. Guzmán Rodríguez, pidió a la población que ante cualquier síntoma como tristeza por varios días, falta de interés por diversas actividades, falta de apetito, paltipaciones intensas, sudoración excesiva, falta de sueño o exceso de sueño y falta de apetito deben acudir a la unidad de salud más cercana o realizar una videollamada, con la finalidad de recibir la atención de manera inmediata, de no hacerlo puede agravarse y conducir a la muerte. Recordó existe una línea de salud mental que está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. Además, aseguró que en Morelos existe la Red Estatal de Salud Mental, así como el Conseno de Salud Mental para proporcionar atención a todas las personas que requieran de este tipo de atención. Debido los estragos que ha generado el confinamiento y los constantes cambios que se han realizado derivado de la pandemia la atención de la salud mental continuará ofreciéndose.

Por MARCELA GARCÍA / marcela.garcia@diariodemorelos.com