Cuando éramos niños ansiábamos con ser adultos sin imaginar lo que decíamos.

Ir diario a trabajar, pagar rentar, comprar despensa, ir a juntas y un sinfín de cosas estresantes que no son para nada placenteras.

Pensando en la tensión que esto tiene como consecuencia en Tokio crearon un hotel que incita al llanto.

Si, leíste bien y no es broma.  Los dueños del Mitsui Garden de Yotsuya, hospedaje de cuatro estrellas, creen en la fuerza de las lágrimas para quedar satisfecho.

Esto ha sido un rotundo éxito ya que los japoneses evitan exhibir emociones en público, pues en su cultura llega a considerarse apropiado e incluso vulgar. 

De acuerdo con información de medios, en cada una de estas habitaciones (que rondan en los 83 dólares la noche), los huéspedes pueden encontrar desde una selección de películas dramáticas, novelas románticas, un set de belleza con parches calmantes para bajar la tensión en el cuello, un antifaz para conciliar el sueño, desinflamar los ojos y un gran paquete de pañuelos desechables.