En Twitter, una foto de cadáveres amontonados en el área audiovisual de un hospital de Tamaulipas generó polémica entre los usuarios.

Autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informaron que en el Hospital General Regional No. 6 en Ciudad Madero, Tamaulipas, la capacidad de almacenamiento del mortuorio fue rebasada, por lo que se tomaron medidas extraordinarias para los cadáveres.

La aclaración se da luego de que en redes sociales circulara una imagen donde se observan cuerpos de personas que fallecieron tras contraer COVID-19 en un área del hospital amontonados.

 

De acuerdo con la explicación del IMSS, las funerarias que brindan el servicio de cremación y las salas de inhumación para los cadáveres están saturadas en la región.

“Debido al alto índice de defunciones a causa de COVID-19 que se registra en la región sur del estado, las funerarias que brindan el servicio de cremación y las salas de inhumación están saturadas y no tienen capacidad de recoger los cuerpos a tiempo, por lo que se apoya a los familiares con su resguardo en tanto se hace la entrega correspondiente”, indicaron en un comunicado.

Por esa razón, se adaptó la sala audiovisual ubicada en el sótano del nosocomio para utilización provisional como área de resguardo de cadáveres.

Además, autoridades del IMSS autorizaron la construcción de un nuevo mortuorio para los cadáveres en un área contigua al hospital que servirá para ampliar la capacidad que actualmente se tiene para resguardo de cuerpos.

“Como una medida extraordinaria de apoyo a los familiares de pacientes que lamentablemente atraviesan la vida, se autorizó la construcción de un nuevo mortuorio en un área contigua al hospital”, señalaron.