compartir en:

Ante la llegada de la temporada de estiaje que inicia en este mes y finaliza en mayo, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) pretende realizar un monitoreo a sus pozos para garantizar el servicio a la población.
Sin embargo, vecinos de la colonia Lagunilla dieron a conocer que hace dos días no cuentan con agua potable, por lo que hicieron un llamado al organismo para que den a conocer los motivos de la falta de servicio y para que en su caso  se repare el pozo que los abastece, pues en el mejor de los casos, quienes cuentan con cisterna o tinaco, ya se les están acabando las reservas del vital líquido.
El director general del organismo, Alessandro Innocenzi  Silenci, ha señalado que el trabajo preventivo es fundamental para garantizar la dotación, más cuando se espera que el calor disminuya los niveles de agua y los equipos puedan operar sin el líquido y dañarse, y que por ello se hacen nas revisiones constantes.
Otra de las complicaciones que se presentan en esta temporada de estiaje, de acuerdo con trabajadores del organismo descentralizado del Ayuntamiento capitalino, es la necesidad de limpiar los pozos del exceso de lodo y arenilla que se acumula después de la temporada de lluvia.
“Los pozos son monitoreados constantemente, para vigilar que los niveles de agua sean los óptimos para garantizar su buen funcionamiento, y evitar que se deje sin agua a la ciudadanía, pues sabemos que no contamos con bombas de repuesto para reactivar el servicio de manera inmediata, pues a veces se tarda en reparar hasta y a la semana o más su falla durante su reinstalación”, señaló en entrevista Jorge Martínez, empleado del SAPAC, quien fue consultado al respecto. i