compartir en:

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) señaló que las imágenes en cajetillas han reducido el consumo de cigarros, pero alertó sobre las "nuevas formas de consumo de nicotina" atractivas para jóvenes.

El uso de pictogramas en las cajetillas de cigarro para desalentar su consumo ha logrado reducir anualmente cerca de cinco por ciento el número de usuarios, destacó el presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, Juan Zinser.

En el marco de la presentación de resultados preliminares del estudio sobre las Tendencias del Consumo de Nicotina entre Jóvenes realizado por el INSP, advirtió sin embargo que el consumo de cigarros electrónicos abre la puerta a la adicción de este producto.

A pesar de que fueron diseñados para dejar de fumar su beneficio no está demostrado, indicó durante el acto donde se presentó el estudio cuyos resultados alertan sobre los daños a la salud que provoca el tabaquismo en sus diferentes modalidades y dispositivos.

En el estudio, que se realizó en estudiantes de 57 secundarias públicas urbanas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey y donde participaron organizaciones nacionales e internacionales, se indica que los cigarrillos electrónicos también pueden ocasionar daños a la salud como cáncer pulmonar

“Incluso, el cigarrillo en cualquier presentación tiene diferentes grados de toxicidad. Por ejemplo, las pipas de agua contienen 100 veces más alquitrán, monóxido de carbono y nicotina”, detalló.

De acuerdo con un comunicado del INSP, el estudio entre población estudiantil reveló que cerca de 40 por ciento de adolescentes de 13 años de edad probó tabaco en el último año “para experimentar”.

A su vez Inti Barrientos Gutiérrez, uno de los investigadores del INSP, precisó que en este estudio se dio seguimiento al comportamiento de jóvenes de secundaria, a quienes se les hizo una primera evaluación 20 meses ante

De acuerdo con los resultados, el conocimiento sobre el cigarro en este sector de la población creció de 51 a 92 por ciento, y el 29 por ciento cree que el cigarro electrónico no les causará daño y 19 por ciento que no es adictivo, por lo que su uso subió de 10 a 30 por ciento.

Las nuevas formas de consumo de nicotina son atractivas para los adolescentes, debido a la falsa creencia de que les genera status, reconocimiento y pertenencia al grupo en el que conviven, añadió.