Puede ser igual o más dañino que el cigarro convencional

El cigarrillo electrónico gana terreno entre jóvenes y, aunque parece moda, causa graves enfermedades

CUERNAVACA, MORELOS.- Pese a que el comercio de cigarrillos electrónicos está prohibido en México, el uso de vapeadores está ganando popularidad entre los jóvenes, quienes tienen una percepción de bajo riesgo en su consumo, sin embargo, pueden ser tan dañinos como el cigarro.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que tienen una batería que calienta una solución líquida, la cual convierte en vapor para que se pueda inhalar, a este proceso se le conoce como vapear. Estos dispositivos también son conocidos como sistema de administración de nicotina, vapeador, POD, vaporizador electrónico o cigarrillo electrónico.

Ricardo Labias Maldonado, director de Centros de Integración Juvenil (CIJ), señaló a pesar de que actualmente en México existe una prohibición, por parte del Senado, en la comercialización de los cigarrillos electrónicos, el uso de esos dispositivos está muy difundido entre los adolescentes.

“El 51 por ciento de jóvenes mexicanos sí ha escuchado del cigarrillo electrónico. El 20 por ciento cree que son menos dañinos que un cigarro convencional, es decir, hay una disminución de la percepción de riesgo.

“El 10 por ciento de los adolescentes mexicanos ha probado el cigarrillo electrónico alguna vez en la vida. El cuatro por ciento ya no consume tabaco solo estos dispositivos electrónicos”, informó Labias Maldonado.

Consideró que para muchos el cuatro por ciento podría ser una cifra baja, pero si se toma en cuenta que en el país hay 45 millones de personas jóvenes, es un número considerable.

Señaló que el uso de vapeadores se está convirtiendo en una tendencia entre los jóvenes porque parecen cosas de juego, pero “la estadística ha demostrado que el consumo de vapeadores puede ser un factor para que los jóvenes verdaderamente comiencen a fumar. Si bien, los adolescentes no son usuarios exclusivos de estos dispositivos, pero sí habrá que revisar que se están popularizando rápidamente en este sector, quizás por la disminusión de percepción de riesgo y, porque es de fácil acceso”.

Pese a que se cree que no son dañinos para el organismo, se estudian los compuestos y sus efectos. En Estados Unidos, el uso de cigarrillos electrónicos se está relacionando con la aparición de enfermedades pulmonares graves, como la bronquiolitis, entre jóvenes. 

El director de los CIJ en Morelos comentó que la mayoría de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, que es la misma sustancia adictiva que tienen los cigarros, lo único que se modifica son los niveles.

“Los aceites para los cigarrillos electrónicos o vapeadores tienen componentes químicos que pueden generar irritación de ojos, nariz, garganta, dolor de cabeza, nauseas, incluso daño al hígado, riñón y sistema nervioso. También tienen productos químicos saborizantes y pueden ser mas tóxicos. Estudios han demostrado que algunos sabores contienen diferentes niveles de un químicos como el diacetilo y formaldehído, este último puede causar cáncer”, dijo. 

¿Efectos a la salud?

Hay informes recientes de enfermedades pulmonares graves en algunas personas que usan cigarrillos electrónicos o dispositivos similares.

Algunos síntomas reportados:

Tos, dificultad para respirar, dolor en el pecho.

Náusea, vómito o diarrea.

Cansancio, fiebre o pérdida de peso.

Algunos casos han sido graves como para requerir de hospitalización.

Por: Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado