Jiutepec.- El morelense Alan Pérez Uribe pasa por un gran momento en su carrera. El luchador no se conforma con su triunfos, y ahora se integrará a la Selección Mexicana de Luchas Asociadas.
El luchador entregó todo en la Olimpiada Nacional 2019, triunfo que visualizó desde antes de partir a Chetumal, pues sabía que todo tenía una dedicatoria especial. Su triunfo fue resultado de una serie de esfuerzos realizados tanto por él como por sus seres queridos.
“Siempre en esta olimpiada mi mentalidad fue de: ‘si me tengo que romper un brazo o algo lo tengo que hacer’, porque es un sacrificio que mis papás han hecho y que mucha gente confiaba en mi”, dijo a Diario de Morelos.
Alan Pérez sabe que el compromiso ahora será mayor con su gente más cercana, por lo que está obligado a mantener la misma mentalidad.
“No tengo miedo de defraudarlos a los demás, pero a mi familia sí porque el triunfo es algo que vengo pensando y sé que se los puedo dar”, mencionó.

SELECCIÓN MEXICANA
Contento y nervioso, el luchador Alan Pérez está listo para vivir una nueva etapa en su carrera, situación que lo obliga a hacer maletas para mudarse a la capital del país y continuar cumpliendo sus metas.
“Me siento muy bien siendo parte de la Selección Mexicana porque hace dos años prácticamente mi sueño era representar a México y hacerlo con orgullo, además de que también será para Morelos”, aseguró.
Formar parte del selectivo mexicano le permitirá al tlahuica participar en el Campeonato Panamericano en un par de meses, y aunque aún falta tiempo Alan prefiere iniciar su concentración para representar dignamente al país y a Morelos.
Sobre su actuación en la Olimpiada Nacional, Pérez Uribe reconoce que debe pulir detalles en sus combates, los cuales le ayudarán a llegar de mejor manera al Panamericano.
“Me siento satisfecho con mi resultado (medalla de oro) pero sé que puedo dar más; claramente hay pequeñas fallas en lo que fue la Olimpiada que se deben mejorar; tenemos seis meses y se puede”, concluyó.