El próximo observatorio de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) monitoreará mediante una serie de instrumentos las descargas eléctricas en la atmósfera superior terrestre asociadas con condiciones meteorológicas tormentosas.

El instrumento que lleva por nombre Monitor de Interacciones Atmósfera-Espacio (ASIM, por sus siglas en inglés) buscará mejorar la comprensión del efecto de las tormentas eléctricas en la atmósfera y auxiliará en la creación de modelos climáticos de mayor precisión.

De acuerdo con la ESA, es la primera vez que un conjunto de cámaras de alta sensibilidad, sensores de luz y detectores de rayos X y gamma vuelan juntos para estudiar la anatomía interna de las descargas eléctricas.

Además, de observar la relación que guardan los fenómenos luminosos que ocurren en la atmósfera superior terrestre con las emisiones de radiación de alta energía.

La tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), se encargará con ayuda de un brazo robótico de instalar el ASIM con vista a la Tierra, en el laboratorio europeo Columbus.

El observatorio de la ESA estará ubicado a 400 kilómetros por encima del planeta “azul”, y será capaz de divisar gigantes descargas eléctricas, fenómeno difícil de observar desde el suelo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...