Toluca.- Tras realizar una huelga de hambre y dormir fuera de las oficinas de la Federación Mexicana de Futbol en las últimas horas, el árbitro Adalid Maganda llegó un acuerdo para regresar a las canchas.
“Ya hablamos con el secretario técnico que tiene la Federación. Hubo muy buena apertura, ya vamos a regresar a laborar otra vez a las canchas, lo que estábamos pidiendo”, dijo.
Adalid y su comitiva habían cerrado uno de los accesos a las oficinas en las primeras horas del martes, pero lo abrieron debido a que directivos anunciaron que lo recibirían para hacer una junta sobre su situación.
Staff Diario de Morelos


Últimas Noticias