Cuernavaca, Morelos.- Vecinos del fraccionamiento Rancho Cortés denuncian a la autoridad municipal, José Luis Urióstegui, ante la falta de atención a los problemas expuestos para su solución, que son escándalo a altas horas de la noche y calles en pésimas condiciones.
El matrimonio formado por Luis Jiménez y Valeria Núñez comenta que ellos desde hace un año llegaron a vivir al fraccionamiento por ser muy agradable, buen clima y bien ubicado; pero no imaginaron que casi todos los fines de semana “se organizan fiestas y el ruido es excesivo hasta las tres o cuatro de la mañana”.
Apuntaron que en ocasiones han tenido que ir a confrontar por del ruido, al principio los escuchan y le bajan el volumen, “pero después se empiezan a alcoholizar y a veces hasta drogar, porque huele a marihuana y allí surge el problema; volvemos a pedirles bajar al ruido y es cuando nos amenazan”.
El señor Luis Jiménez detalló: “Tenemos dos hijos, y cuando el ruido está muy fuerte por la noche mis niños tienen que dormir con audífonos para evitar el escándalo. Yo he llamado a la Policía Municipal unas seis veces y salgo a esperarlos por la noche y nunca llegan, es desesperante, aquí en Cuernavaca se nota inmediatamente la ausencia de autoridad y en las calles ni se diga”.
El afectado destacó que se ha dado a la tarea de investigar sobre el ruido excesivo por la noche, y la ley lo dice, “sí hay un párrafo de la ley municipal, que dicta sobre este tema, el cual se debe mantener bajo, y a ciertos decibeles a partir de las diez de la noche”.  

Por: LUIS FLORES
/local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado