compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Autoridades municipales y comerciantes e introductores del ramo de la carne llegaron a acuerdos para continuar trabajando en el mejoramiento de las condiciones del rastro municipal, quedando atrás los diferendos que llevaron a denunciar anomalías y la presunción del cierre de esa añeja instalación.
Al lugar acudió el representante legal de los introductores morelenses en cárnicos, Rafael Cepeda Aguilar, y el secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, acompañado por los regidores Juan Miguel Serrano Gastélum y Pedro Ramón Linares Manuel, para recoger las inconformidades de quienes a diario usan ese lugar para la matanza de reses y porcinos.
Al final se llegaron a varios acuerdos, siendo el principal, que se permita el sacrificio de animales, sobre todo las reses, poniendo ambos de su parte para que se haga lo propio con los porcinos, que no podían ser sacrificados, por la falta de la caldera que está fuera de funcionamiento, siendo una alternativa el uso de un cazo con agua, para pelar al animal.
Además, los introductores hicieron la propuesta para que la carne que viene de otros estados, tenga que ser certificada por la autoridad municipal, pues consideran que la carne que puede llegar a Morelos contaminada con clembuterol proviene de otras entidades.
Con esto señalaron, también se beneficia a la comuna, pues por el resello de la carne que llegue a la entidad, se puede cobrar y contar con más recursos para mantener funcionando al rastro, aunque para ello se debe incluir ese concepto en la Ley de Ingresos, se pactó que se hará para el 2017.
También hubo señalamiento sobre el personal administrativo, y pidió que se hablará con ellos para que cambien la actitud y eviten más brotes de inconformidades, aunque al final ambas partes sellaron el pacto para continuar trabajando y permitiendo que los introductores y comerciantes se vean beneficiados en sus ingresos.

Resuelven
diferencias
Autoridades municipales, comerciantes e introductores de carne llegaron a un arreglo sobre el conflicto que llevó a denunciar anomalías en el rastro municipal.

1 caldera
fuera de funcionamiento impedía el sacrificio de animales

 

Por: Rogelio Ortega /  [email protected]