México.- Los aficionados del América no están nada contentos con su equipo, tras la goleada 5-2 ante Cruz Azul, situación que se vio reflejada en la baja asistencia a una firma de autógrafos de jugadores, que organizaron patrocinadores.

Balones, playeras y algunos otros artículos fueron llevados para la tradicional interacción entre aficionados y futbolistas, que únicamente alcanzó 45 minutos de una hora pactada, debido a que ya no llegaron más seguidores al sitio.

Los elementos Renato Ibarra, Federico Viñas y el joven Haret Ortega estuvieron al sur de la Ciudad de México para atender a los seguidores.

Cerca de 120 fanáticos estuvieron en el lugar apoyando a los futbolistas, quienes mostraron sus mejores sonrisas.