Cada 21 de marzo conmemoramos el natalicio de Benito Juárez, quien fuera presidente de México por varias ocasiones entre 1858 y 1872.

Un 21 de marzo pero de 1806 nacio Benito Pablo Juárez García en San Pablo Guelatao, Oaxaca. Conocido también como “Benémerito de las Américas”.

Fue un político mexicano indígena y abogado, parteaguas para un gran cambio en la historia de México gracias a la Constitución de 1857 y la Guerra de Reforma.

Benito Juárez fue un importante personaje debido a las reformas consitucionales que asumió durante su etapa como presidente, las cuales decretaban la separación de bienes públicos y el Clero.

El 12 de julio de 1859 Benito Juárez decreta la primera de las normas de reforma: la Ley de Nacionalización de los Bienes Eclesiásticos, que impidió a la Iglesia tener propiedades en México.

Juárez mantuvo un gobierno itinerante entre los distintos estados, perseguido por el ejército federal y con ínfimos recursos.

Su gobierno formó inicialmente una milicia de unos cuantos cientos de hombres, entre los que se encontraban muchos de sus amigos exiliados de Nueva Orleans, como Melchor Ocampo.

Benito Juárez murió el 18 de julio de 1872 por una angina de pecho.

En homenaje al heroíco Benito Juárez y sus reformas se suspenden clases y se considera como día feriado.