CUERNAVACA, MORELOS.- Las cuatro diputadas en la LIV Legislatura de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) renuncian a la presidencia de la Mesa Directiva porque todas tienen puestas sus expectativas en el próximo proceso electoral. 

La coordinadora del grupo parlamentario, Ariadna Barrera Vázquez, reiteró que debe ser una mujer la que asuma la presidencia del Congreso para el cierre de la Legislatura, en sustitución del diputado del Partido Encuentro Social (PES), Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, quien renunció a la posición de manera “voluntaria” el pasado mes de febrero. 

Dijo que los votos de Morena están garantizados para cualquiera de sus homologas, sin embargo, expresó que ni ella, ni sus compañeras, Keila Celene Figueroa Evaristo, Alejandra Flores Espinoza o Elsa Delia González Solórzano, están interesadas en buscar la posición y solicitar el respaldo de la mayoría. La diputada no enunció los motivos por los que se quedan al margen de la negociación por la posición, pero es público que las cuatro participan en el proceso interno de Morena por las candidaturas, tanto para diputados locales, como federales, así como para el cargo de alcalde y que esta situación les impediría atender la responsabilidad de presidenta de la Mesa. 

En el caso de Ariadna Barrera, cabe recordar que además es en este momento presidenta de la Junta Política y de Gobierno y de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública. 

“Nuestra postura es que sea una mujer la que encabece la propuesta para la Mesa Directiva, al cual se sumará Morena. Nosotras no estamos ahorita en esa disposición; la voluntad es que el Congreso lo dirija una mujer y es a eso a lo que estamos sumados”, declaró puntualmente la coordinadora, cuyo acuerdo, agregó, se encuentra estancado.

Por ANTONIETA SÁNCHEZ  / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com