El mundo ha cambiado mucho en los últimos años. Hoy en día, vivimos en un mundo digital donde la mayoría de nuestras relaciones, ya sean de amistad o de pareja, se forman a través de internet y en las redes sociales.

Esta nueva forma de relacionarnos tiene numerosas ventajas, entre las que podemos destacar la posibilidad de conocer personas afines a nosotros que compartan nuestras mismas aficiones. Aunque es algo realmente complicado, también conlleva numerosos peligros en los que quizá no hemos reparado.

¿Qué podemos hacer nosotros para crear un espacio seguro en las redes sociales y forjar vínculos afectivos sin ponernos en riesgo?

Este es un tema complicado pero que debe exponerse activamente para que la población conozca qué cosas están en su mano para evitar situaciones incómodas, fraudes o robos en nuestras relaciones online.

Es importante conocer los peligros que existen

Javier Marín, fundador de Buscandocita, habla de la importancia de investigar y leer opiniones acerca de las páginas antes de registrarse, de conocer de antemano cómo funcionan las redes y cuáles suelen ser las características habituales de los perfiles que suelen engañar a las personas para que podamos evitarlos y hacer un uso responsable y agradable como usuarios.

Desde los medios de comunicación se ha alertado del incremento de casos de robos o fraudes de delitos digitales y estafas en los últimos años. Estos son fruto de la interacción con desconocidos de cualquier red social.

Casos reales de fraudes en páginas de citas

El Estafador de Tinder (Felicity Morris, 2022) es un documental de Netflix que se ha publicado recientemente que da cuenta de un caso real de fraude en una página de citas. El estafador de 10 millones de dólares es Shimon Yehuda Hayu, que actuaba engañando a varias mujeres de forma simultánea: les hacía creer que era hijo de un empresario israelí de diamantes llamado Simon Leviev y las introducía en el mundo del lujo para después solicitarles dinero.

Los casos de estafa son muy comunes, aunque quizá no al nivel del estafador de Tinder. Debemos desconfiar de aquellas relaciones virtuales en las que el otro se presente como alguien rico que nos ofrece cosas de forma desinteresada, pero también de aquellos que nos piden dinero, sea cual sea la excusa que utilicen.

Normalmente se juega con temas delicados que ponen a la víctima en un compromiso ético o moral: por ejemplo, dicen que tienen una enfermedad terminal o que están en peligro. Así, se acorrala a la víctima, a la que ellos han manipulado a través de un trato inmejorable y ejemplar - llegando incluso a la extorsión en algunos casos.

Por otro lado, debemos desconfiar de aquellos perfiles que muestran personas demasiado perfectas que parecen bots, ya que, a menudo, se trata de perfiles falsos. En caso de toparnos con ellas, deberíamos reportarlas para que las páginas de citas investiguen si se trata o no de perfiles falsos.

Consejos para estar seguros

A continuación, proponemos una serie de consejos que pueden contribuir a que nos sintamos seguros con el uso páginas de citas y evitemos cualquier problema que se nos presente:

  • Ten cuidado extremo con la persona con la que estás hablando: no reveles nunca tus datos personales, tu domicilio o cualquier información que pueda ser comprometida.
  • No abras enlaces ni archivos adjuntos que parezcan extraños, ya que pueden intentar infectar de virus tu ordenador.
  • Pregunta al desconocido cuáles son sus redes sociales para comprobar cómo se relaciona, cuáles son sus seguidores, cómo es su círculo cercano e incluso para ver si tenéis alguien en común y proceder a preguntar sobre esa persona.
  • A la mínima que recibas una respuesta incómoda, sospechosa o fuera de lugar, bloquea el contacto y repórtalo a la página de citas para que no vuelva a repetirse la situación.
  • Si vas a quedar con la otra persona, hazlo en un sitio público concurrido para no sentirte incómoda o aislada.
  • Evita lugares íntimos en los primeros encuentros, ya que no tienes la suficiente confianza con esa persona.
  • Comunica a tus familiares y amigos que has quedado con esa persona para que sepan dónde estás en todo momento.

El conocimiento e información sobre este tipo de actividades puede contribuir a la prevención de nuevos casos.

No debemos caer en la creencia de que las páginas de citas promueven estos, sino que debemos entender este tipo de delitos como una inclusión de las estafas en el mundo digital.

En definitiva, se trata de extremar al máximo la precaución cuando conocemos a alguien a través de cualquier página de citas. Si lo hacemos, podremos disfrutar al máximo de nuestra experiencia y evitar posibles problemas con las personas que conozcamos de forma online.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp