Uno: “A Rabindranath no le toca la candidatura” (de gobernador), se atrevió a decir Cuauhtémoc Blanco Bravo el viernes, y los morenistas se pasaron los siguientes días desternillados de risa, carcajeándose hasta dolerles el estómago al igual que el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado. Pero una vez repuestos del chascarrillo preguntaron: “¿entonces a quién le toca?”. Y la señora obviedad contestó: pues al candidato que en su momento salga de la encuesta que hará Morena.

Dos: Por derecho de antigüedad, lealtad y compromiso le tocaba a Rabindranath Salazar Mejía desde el 2018, pero entonces lo hizo a un lado el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, quedado momentáneamente quieto, en seguida reivindicado como director del Banco Bienestar y poco después ubicado en el cargo de Subsecretario de Gobernación. Hoy que nuevamente le toca, “Rabín” no es sacrificable. Eso aparte de que ningún gobernador pone gobernador, como era antes. En el caso de Morena, el método de designación del candidato a jefe del Ejecutivo estatal volverá a ser la encuesta, el ejercicio en el que pocos votarán por el candidato de un gobernador pésimamente calificado.

Tres: De lo que declaró Cuauhtémoc se deduce que él mismo tiene dos aspirantes a la gubernatura, un hombre y una mujer. Lo cual genera las preguntas: ¿están en su gabinete? ¿Es un secretario y el despiste de una secretaria? Del PES por supuesto no se trata, el partido de origen de Cuauhtémoc del que los foráneos de ayer y hoy se quisieran acordar. Porque es un enfermo desahuciado al que en 2018 poco le faltó para que diera la última boqueada.

Tres. Cuauhtémoc y sus más cercanos tienen todo “fríamente calculado” para darse de alta en Morena, junto con el secretario de las rutas que el propio ex futbolista “placea” en el Facebook. ¿El secretario de “los moches”? Así nomás, igual de fácil que meterle gol a un portero inválido. Pero hay más. Margarita Saravia apunta arriba y tira abajo, para senadora, diputada o alcaldesa. Y Agustín Alonso Gutiérrez, el ex alcalde de las travesuras incómodas que en más de una ocasión le puso el cascabel al gato y hace tiempo que se le sentenciada al goleador de la pólvora mojada.

ALCALDE sustituto de Manuel Martínez Garrigós, a quien relevó en el último trecho del trienio 2009-20012, Rogelio Sánchez Gatica es publicitado como presunto responsable del delito de peculado. Junto con la ex tesorera Alma Graciela Domínguez Torres, está sentenciado a pagar una sanción de 17 millones 724 ml pesos, desembolsar otros 37 milloncejos por la reparación del daño y asumir el riesgo de ir a parar con sus huesitos a la cárcel por dos años. Esto de acuerdo a una resolución de la Sala Auxiliar del Tribunal Superior de Justicia que lo halló culpable del delito de peculado. Y en la práctica, una película mil veces vista que ni a los niños emociona. De entrada, la y el acusado se ampararán, enfrentarán un proceso en libertad y pasarán meses o hasta años antes de que un juez diga la última palabra. Pero justo o no, el juicio de la sociedad es automático y contundente: culpables. Y una más: comparado con cómo le puede ir al ex alcalde “Lobito” Villalobos, a Gatica le estaría yendo de perlas. Al tiempo…

EN los ochenta eran comunes los indocumentados. No se trataba de extranjeros sin documentos de identidad, básicamente actas de nacimiento, sino de nacionales sin papeles, niños y adultos. Sufrían discriminación, y tenían problemas para conseguir trabajo. Aunque en menor proporción, este problema prevalece. De ahí el valor social de las actas de nacimiento certificadas que recién entregó de manera gratuita el alcalde de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, seiscientas puestas en las manos de los beneficiados que acudieron al acto en el Zócalo, a las que próximamente sumará 150 constancias de inexistencia para menores que no han sido registrados... (Me leen después).

Por: José Manuel Pérez Durán / jmperezduran@hotmail.com 


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado